| 9/14/2011 2:40:00 PM

Chile: estudiantes vuelven a marchar para presionar al gobierno

Chile: estudiantes vuelven a marchar para presionar al gobierno

El movimiento estudiantil chileno reanudó el miércoles sus marchas multitudinarias para presionar al gobierno por garantías antes de sentarse a dialogar en torno a sus demandas de educación de calidad, igualitaria y gratuita.

Unos 6.000 jóvenes comenzaron a marchar desde una universidad hasta una plaza cercana al centro de la ciudad.

Aunque los universitarios y un cuarto de millón de secundarios aseguran que no abandonarán las movilizaciones, por primera vez y debido a presiones económicas, se abrieron a la posibilidad de retornar a clases.

Unos 80.000 secundarios perderán el año escolar por inasistencia, de no mediar la intervención del gobierno, y decenas de miles de universitarios no podrán renovar sus becas o créditos bancarios si sus carreras no cierran el semestre antes del 7 de octubre, y deberán abandonar sus estudios.

"No hay diálogo con esa presión", dijo a la prensa la vocera universitaria Camila Vallejo antes del inicio de la marcha, mientras el secretario general de los estudiantes de la Universidad de Chile, Cristóbal Lagos, aseguró que el plazo fue inventado por las autoridades. "Ese plazo no existía en años anteriores", aseguró.

Los universitarios exigen al gobierno del presidente Sebastián Piñera varias garantías antes de iniciar un diálogo: las más importantes para ellos son que las conversaciones aborden primero el fin del lucro en las universidades privadas que reciben aportes del Estado y que se anule el plazo del 7 de octubre para cerrar el semestre académico.

También reclaman que se frene la tramitación en el Congreso de proyectos de ley relacionados con la educación, que no se envíen otros nuevos y que los debates sean transmitidos a la ciudadanía.

El gobierno ha insistido en que seguirá trabajando en las leyes y que no es partidario de poner fin al lucro en las universidades privadas, sino sólo de regularlo.

Las demandas generales con las que se inició el movimiento estudiantil cuatro meses atrás incluyen el fin del lucro, educación gratuita, igualitaria y de calidad y mayores aportes para el sector. Los secundarios también presionan para que sus colegios sean administrados por el Estado y no por las municipalidades.

La educación chilena es una de las más desiguales del mundo y su financiamiento está radicado mayoritariamente en las familias, según el último estudio difundido por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que agrupa a los países desarrollados más México y Chile.

AP

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.