| 1/18/2007 12:00:00 AM

Chávez niega que quiera radicalizar o envenenar al Mercosur

El mandatario agregó que "tengo la conciencia de que somos una sola nación y tenemos que avanzar hacia la unidad de nuestras repúblicas".

Rio de Janeiro.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, negó el jueves que tenga la intención de radicalizar o envenenar al Mercosur y que, por el contrario, su meta es fortalecer ese bloque sudamericano.

A su llegada a un hotel de la ciudad, donde participará en la jornada en la cumbre de jefes de estado del Mercosur, Chávez se refirió a versiones de la prensa local y analistas en torno a que tiende a politizar e ideologizar al bloque sureño.

Dicen, indicó Chávez, que "vengo a envenenarlo, que si Chávez viene a contaminarlo. No", dijo a los periodistas a las puertas del hotel.

"Lo que nos contaminó a muerte (fue) el neoliberalismo", dijo.

Sin embargo, igual insistió en que hay que "reformatear" al Mercosur.

"Venimos a seguir aprobando acuerdos, espacios, proyectos, para fortalecer la integración real de Sudamérica y contribuir con algo que consideramos absolutamente necesario: el 'reformateo' del Mercosur", añadió Chávez quien no ha dado detalles de cómo sería ese proceso de reformas que le gustaría ver dentro del bloque, al que Venezuela se adhirió en 2006.

Sin embargo, dijo que el grupo precisa de "cambios en su estructura, en sus objetivos, el acento social del Mercosur, el tratamiento justo a las desigualdades entre los países, las llamadas asimetrías"

"Es necesario incrementar el comercio y la unidad política", aseguró el Presidente, quien ha causado inquietud en sectores empresariales y diplomáticos por sus anuncios de aplicar en Venezuela un "socialismo del siglo XXI" y marchar hacia nacionalizaciones de las telecomunicaciones, el procesamiento de crudo pesado, entre otros, además de impulsar una reforma a la carta magna para permitirle reelecciones indefinidas.

El Presidente venezolano mantiene varios programas de asistencia a naciones como Cuba, Bolivia y Nicaragua --con ventas de crudo en condiciones blandas de pago, por ejemplo--, pero algunos ya se preguntan cuánto más podrá mantener tales planes en caso de una pronunciada baja de los precios internacionales del petróleo, fuente de la ingente riqueza venezolana.

"La producción de crudo (venezolana) esta cayendo, los precios están estables, Chávez sigue haciendo grandiosas promesas, pero ¿cuánto seguimiento habrá de ellas?", dijo en un correo electrónico enviado a la AP Riordan Roett, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque de forma oficial, los gobiernos de la región han dicho que las medidas anunciadas por Chávez son de carácter interno y no les corresponde a otros pronunciarse, diplomáticos, de forma reservada, sí han dejado entrever su preocupación tanto por los constantes embates del mandatario venezolano con Washington, sus anuncios de socialismo, como por sus críticas al Mercosur.

Chávez dijo, además, que ni pensaba explicar en la cumbre a sus colegas las medidas anunciadas, ni creía que ellos se lo consultaran debido a que era un asunto interno de Venezuela.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?