| 1/22/2008 12:00:00 AM

Cemex opera con normalidad en Colombia, pese a embargo de planta

El problema viene a raíz de los constantes deterioros que se presentan en la fase 1 de Transmilenio.

Bogotá_  La unidad colombiana de la empresa mexicana Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, dijo el martes que operaba con normalidad, pese a que un juez embargó una de sus plantas, como parte de un litigio que sostiene con el Gobierno de Bogotá.

La disputa comenzó en el 2004 por el deterioro prematuro de una vía que se construyó utilizando materiales de la cementera, ante lo que el Gobierno de la capital colombiana exige que la empresa asuma el costo de la reparación.

"No se ha afectado para nada la operación de Cemex en Colombia, la operación continúa en forma normal," dijo a Reuters en Bogotá un portavoz de Cemex .

Un juez notificó el lunes el embargo y secuestro de la unidad comercial de Cemex localizada en el sur de Bogotá, como garantía en el proceso civil de la Autopista Norte.

"La decisión jurídica implica la dirección y administración de las instalaciones por un ente diferente a Cemex Colombia," informó la firma en un comunicado.

En junio del 2000, el Gobierno de Bogotá, comenzó la construcción de una vía troncal por la Autopista Norte destinada a un sistema masivo de transporte denominado TransMilenio, que mueve al día miles de personas en pesados autobuses.

Pero la vía, de 9,5 kilómetros de longitud y que recorre de sur a norte a la capital colombiana, comenzó a sufrir la rotura de las losas de concreto sobre las que circulan los autobuses. En la construcción de esas vías de utilizó un "relleno fluido" suministrado por Cemex.

A mediados del 2004, el Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá (IDU) exigió a la filial de la cementera mexicana asumir los costos de reparación de las losas, que estimó en ese momento en unos 30 millones de dólares.

De acuerdo con el IDU, hasta la fecha Bogotá ha invertido más de 8 millones de dólares en la reparación de las losas de concreto.

Cemex -que cuenta en Colombia con 24 plantas de cemento y de concreto, alrededor de 745 empleados y una producción anual de 4,8 millones de toneladas métricas- anunció su desacuerdo con el embargo y anunció que "hará uso de todos los mecanismos que le confiere la ley para defender sus intereses."

"Cemex reitera que en el caso de las losas de TransMilenio actuó única y exclusivamente como un proveedor de materias primas, las cuales fueron entregadas a la firma constructora y recibidas a plena satisfacción por está, cumpliendo las especificaciones técnicas exigidas," aseguró la firma.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?