| 10/12/2007 12:00:00 AM

Candidatos forjan su imagen en campaña a la Casa Blanca

Los asesores políticos y expertos en mercadeo con frecuencia se esfuerzan por encontrar una característica distintiva de los candidatos, pero la actual campaña política presidencial ha ido incluso más lejos y se ha convertido en una batalla de palabras con códigos filosóficos que se concentra en temas que los apuntalan.

Boston.- Hace algún tiempo, John Edwards vivía en el corazón de Georgetown, en Washington, caminaba por el Congreso acompañado por el senador Edward M. Kennedy y lideraba la campaña de recaudación de fondos de los aspirantes a la presidencia gracias a las donaciones de abogados.

Pero hoy, el precandidato demócrata a la presidencia se presenta como un aspirante anti-Washington que recibirá fondos del público para evitar la influencia de grupos de interés.

Mitt Romney solía saludar a los inmigrantes indocumentados que trabajaban en su jardín con un "buenos días" y expresaba posiciones moderadas sobre el derecho al aborto y de los homosexuales. Ahora, en cambio, aspira a la presidencia como un fuerte opositor a la inmigración ilegal y una posición conservadora sobre asuntos sociales.

Estas son sólo dos de las imágenes de campaña que emergen para las elecciones del 2008, una carrera para llegar a la Casa Blanca que presenta descripciones simplistas que ocultan algunas de las historias de vida de los candidatos o no presenta la totalidad de sus antecedentes.

Rudy Giuliani representa al antiterrorismo. Hillary Rodham Clinton la experiencia. John McCain alienta las fuerzas militares. Barack Obama es el político diferente. Fred Thompson es el verdadero conservador.

"Es necesario que los candidatos definan la imagen que quieren que tengan de ellos los votantes, para no permitir que sean sus rivales los que definan esa imagen", manifestó Bruce Newman, un profesor de mercadeo de la Universidad DePaul, autor de numerosos libros sobre mercadotecnia política.

Newman dijo que en esta campaña es fácil elaborar esa imagen porque ni el actual mandatario ni el vicepresidente buscan permanecer en la Casa Blanca.

Así, los aspirantes republicanos y demócratas no se ven forzados a definirse por oposición al presidente actual.

"Eso puede hacer que existen menos posibles alternativas para definirse", explicó el profesor.

Edwards ha sido uno de los precandidatos más agresivos para redefinirse. El aspirante a la vicepresidencia del 2004, regresó desde Washington a Carolina del Norte después de cumplir con su mandato en el Senado, y fundó un centro de estudios de la pobreza en la Universidad de Carolina del Norte.

El precandidato, que aceptó usar las fuerzas militares en Irak, considera ahora que su voto de octubre del 2002 fue un error y critica a Clinton _la senadora de Nueva York que lidera las encuestas entre los aspirantes demócratas a la presidencia_ por no hacer lo suficiente para lograr una evacuación de los soldados estadounidenses.


 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?