| 7/13/2010 3:25:00 PM

Campesinos exigen cerveza y música a cambio de desbloquear carretera en Perú

Según la emisora Radio Programas del Perú (RPP), los manifestantes impidieron desde la mañana de hoy la salida de vehículos del terminal terrestre de Oyón, localidad situada a unos 160 kilómetros al noreste de Lima.

Lima.- Los campesinos del pueblo peruano de Oyón, en la región de Lima, bloquearon hoy la salida de vehículos de esa localidad para exigir a las empresas de transporte que les "donen" cerveza y paguen a una banda de música para las celebraciones de sus próximas fiestas patronales.

Para permitir el libre tránsito, los trabajadores exigen dinero a las empresas de transporte, con el que dicen que pagarán el contrato de una banda de música durante diez días, con vistas a las fiestas patronales en honor a la Virgen de la Asunción, que se celebran del 4 al 22 de agosto.

Otro de los pedidos, que los campesinos califican de "donaciones", son 100 cajas de cerveza por cada empresa de transporte, así como la organización de una corrida de toros.

Los representantes de las empresas de transporte consideran que estos pedidos son excesivos y tratan de negociar con los líderes de los campesinos.

El alcalde de Oyón, Manuel Delgado, declaró al Canal N de la televisión local, que tanto representantes del Ayuntamiento como de la Policía se han personado en el lugar con el objetivo de evitar que la situación genere episodios de violencia.

"En otras ocasiones se han realizado pedidos de donaciones pero este año los comuneros han tomado una medida extrema y equivocada", afirmó Delgado, quien cifró en entre 400 y 500 el número de campesinos que trabajan en la localidad.

También dijo que los representantes de los campesinos, las empresas de transporte y el Ayuntamiento se reunirán para buscar un acuerdo que permita financiar las fiestas locales.

 

 

EFE


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?