| 6/25/2007 12:00:00 AM

Cambio de presidente en Gas Natural

La nueva presidenta de Gas Natural S.A. es María Eugenia Coronado quien reemplaza a José María Almacellas.

Bogotá_  María Eugenia Coronado fue designada por la Junta Directiva de Gas Natural S.A., ESP como la nueva Presidente Ejecutiva de la empresa, la cual cuenta en la actualidad con más de 1’400.000 clientes residenciales, industriales, comerciales y de gas natural vehicular.

María Eugenia Coronado reemplaza en el cargo a José María Almacellas quien luego de haber ocupado en los últimos 10 años diversas posiciones directivas en Colombia regresa a España a continuar su labor en el Grupo Gas Natural.

La nueva Presidente Ejecutiva es Contadora Pública especializada en Auditoria Financiera y participó en el programa PDD “Programa de Desarrollo de Directivos” de Inalde. Antes de su incorporación al grupo Gas Natural, trabajó durante 14 años en Price Waterhouse, liderando servicios de auditoria financiera, revisoría fiscal y consultoría gerencial para las principales empresas del sector de Energía en Colombia.

Su trayectoria en el grupo Gas Natural tuvo inicio en el año 2001, como Directora Económico-Financiero en Gas Natural S.A., ESP, y en el 2004 fue asignada a la filial del Grupo en Italia en donde se desempeñaba hasta la fecha, asumiendo responsabilidades económico-financieras y de planeación estratégica.

En Colombia el grupo Gas Natural de España controla directamente a Gas Natural S.A., ESP, la mayor distribuidora-comercializadora de gas natural del país, y, a través de ésta, a Gas Natural del Oriente S.A. ESP, Gas Natural Cundiboyacense S.A. ESP y Gases de Barrancabermeja S.A. ESP, empresas que en conjunto cuentan con alrededor de un millón setecientos mil clientes conectados al servicio en Bogotá, Soacha y Sibaté, y en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Santander.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?