| 1/20/2011 7:35:00 AM

Cámara baja EEUU vota por revocar ley de salud

Los republicanos, que controlan ahora la Cámara de Representantes, cumplieron el miércoles una promesa de campaña y apoyaron un proyecto de ley que busca revocar la reforma de salud promulgada hace un año.

Washington - Sin embargo, la medida tiene más bien un carácter simbólico, pues enfrentará casi seguramente una férrea oposición en el Senado o un eventual veto por parte del presidente Barack Obama.

La votación de 245-189 se dividió prácticamente por la militancia partidista y allanó el camino para la segunda fase de una promesa que buscaba "repeler y reemplazar" la reforma. Los republicanos hicieron a los votantes esa promesa en noviembre, cuando los comicios les devolvieron el control de la cámara baja pero no del Senado.

Funcionarios del partido dijeron que en los próximos meses, las distintas comisiones del Congreso propondrán cambios a la legislación existente, convocarán a la eliminación de un requisito para que cada individuo adquiera un seguro de salud, y recomendarán límites a las demandas sobre malas prácticas médicas.

Además, los republicanos pretenden revertir muchos cambios realizados por los demócratas a Medicare Advantage, la alternativa privada frente al programa tradicional y gubernamental de atención médica para los jubilados.

Al igual que la propia iniciativa revocatoria, estas otras medidas requerirían de la aprobación del Senado y de la firma del mandatario para entrar en vigencia. Así, se prevén meses de maniobras políticas sobre el tema.

El debate en los dos días que antecedieron la votación fue notablemente moderado, pues los legisladores de ambos partidos cumplieron las promesas que ellos mismos hicieron para mantener la civilidad tras el ataque a tiros perpetrado en Arizona, que dejó seis muertos e hirió gravemente a la representante federal Gabrielle Giffords.

Pero quedó claro el significado que muchos legisladores republicanos, elegidos por primera vez para la cámara baja, le conferían a un día que habían esperado largamente. Finalmente tuvieron la oportunidad de hablar y votar en el recinto contra una ley que han buscado hundir durante meses.

El representante republicano Jeff Duncan, de Carolina del Sur, dijo que la legislación creada por Obama y por los demócratas constituía una estrategia "socialista y asesina de empleos". Frank Guinta, de Nueva Hampshire, quien derrotó a un demócrata en noviembre, señaló que la ley está mal encaminada y debe revocarse.

"El pueblo estadounidense ha rechazado fuerte y claramente el hecho de que los demócratas hayan dispuesto que el gobierno se apodere de la atención a la salud", dijo el representante Sandy Adams, de Florida.

Steve Southerland, del mismo estado, indicó que la ley impone una carga fiscal aplastante sobre las empresas, y pronosticó que "se perderán 1,6 millones de empleos para el 2014 debido a este mandato" de que muchas empresas proporcionen cobertura a los empleados. Los dos legisladores por Florida ganaron sus escaños desbancando a representantes demócratas.

"Esto no es simbólico. Es el motivo por el que nos enviaron acá", aseguró la representante por Minnesota, Michelle Bachman, conservadora que está en su tercer periodo en la cámara baja y que tiene un firme apoyo entre los activistas del grupo ultraconservador conocido como "tea party".

Por su parte, los demócratas rechazaron las afirmaciones de sus rivales, y destacaron elementos populares de la reforma que serían anulados si sale adelante el esfuerzo revocatorio.

El representante demócrata por Virginia, Jim Moran, acusó a algunos republicanos de ser "el colmo de la hipocresía", al votar por la revocación de una expansión notable de la atención médica, al mismo tiempo que han aceptado la cobertura para sus familias mediante un programa organizado por el gobierno y disponible para los legisladores.

Frank Pallone, demócrata por Nueva Jersey, dijo que, pese a las afirmaciones de que la reforma suprimirá empleos, la economía ha ganado plazas laborales en cada uno de los últimos 10 meses.

En uno de los discursos más encendidos de los últimos dos días de debate, el demócrata por California, George Miller, dijo que la revocación devolverá el poder a las aseguradoras.

"¿Acaso alguien, cualquier familia de Estados Unidos, cualquier madre soltera, esposa, niño o abuelo conoció un sistema más burocrático que el sistema de seguro de salud en Estados Unidos? Ese sistema burocrático no existe más".

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?