| 2/12/2008 12:00:00 AM

Cafeteros divulgan su plan estratégico de ocho ejes

Ocho líneas de trabajo contempla el nuevo plan estratégico de la Federación de Cafeteros que fue aprobado en el Congreso extraordinario del gremio que se reúne hasta hoy martes en Manizales.

La primera de las propuestas busca consolidar la Comercialización sostenible y con valor agregado, que transfiera el mejor precio posible al productor, a través de la garantía de compra según el comportamiento del mercado internacional. Así mismo, se plantea ofrecer a los clientes y consumidores un portafolio innovador, que se adapte a sus necesidades, que permita seguir escalando en la cadena de valor, y fomentar un mayor consumo de café en el mercado interno.

El segundo derrotero del nuevo Plan es la Competitividad e Innovación, que propenderá por una caficultura joven, productiva y rentable; la entrega a los cultivadores de desarrollos científicos y tecnológicos oportunos y pertinentes; el incremento de la productividad del trabajo en la caficultura; y la garantía de la presencia institucional a través de una extensión rural innovadora y eficaz. De igual manera buscará mejorar la calidad del café desde la finca, y liderar iniciativas que generen un impacto positivo en el medio ambiente.

La tercera propuesta del Plan hace relación a una Caficultura integrada al mundo de la tecnología, la información y la comunicación. Dentro de esta propuesta se incluye el desarrollo e implementación de esquemas virtuales de educación formal y capacitación, que le sirvan al productor para usar de la mejor manera posible los instrumentos tecnológicos y así generar valor al caficultor y a la institucionalidad. Así mismo se plantea el uso de las TICs para acercar al consumidor a la caficultora colombiana.

Con la propuesta Desarrollo de la comunidad cafetera y su entorno, se busca mejorar los procesos educativos, apoyar e impulsar los programas que mejoren las condiciones de salud y retiro de los caficultores; la gestión de proyectos para una mejor infraestructura para la comunidad, y el impulso del desarrollo integral de la mujer cafetera.

La quinta propuesta hace referencia al Posicionamiento del Café de Colombia y su portafolio marcario. Ésta busca incrementar la lealtad del cliente/consumidor con el grano colombiano y sus marcas asociadas; aumentar la penetración global del Programa 100% Café de Colombia; fortalecer la imagen de “Juan Valdez” como símbolo de la calidad y los valores de los caficultores y profundizar la diferenciación del Café de Colombia como origen de calidad superior.

La sexta propuesta de valor, la Agenda cafetera para el país y el mundo, fortalecerá la capacidad de la Federación Nacional de Cafeteros como aliado para la política social y la inversión en el campo; el apoyo al Estado en la consolidación de un modelo de equidad, desarrollo y paz para el sector rural colombiano; y la de representar a los caficultores del país en los diversos escenarios nacionales e internacionales.

La séptima propuesta de valor es la Eficacia, legitimidad y democracia, la cual se encaminará a fortalecer las competencias, el liderazgo y la comunicación gremial; asegurar la calidad del capital humano al interior de la organización; optimizar la gestión del conocimiento, y consolidar un modelo de administración innovador orientado al cliente y enfocado a resultados.

Por último, el Plan establece como propuesta del valor al caficultor, la Sostenibilidad financiera de la Federación y del Fondo Nacional del Café, la cual propenderá por el fortalecimiento financiero del Fondo, la Federación y las entidades relacionadas; el mantenimiento de las mejores prácticas en la administración financiera y la optimización de la estructura de capital del gremio y el Fondo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?