| 8/22/2008 12:00:00 AM

Brasil retoma sanciones contra EEUU por algodón

Brasilia.- Brasil anunció el viernes que pidió a la Organización Mundial de Comercio (OMC) retomar el proceso de definición de represalias contra Estados Unidos en su disputa por el comercio de algodón.

"Estamos mandando instrucciones a Ginebra para pedir retomar el proceso de arbitraje que había sido interrumpido con respecto al algodón", dijo a periodistas el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim. "El arbitraje sería para definir el valor de la retaliación".

Señaló que su país notificó al gobierno norteamericano hace alrededor de un mes que iba a seguir adelante con el proceso.

La OMC determinó en junio que Brasil tenía la razón en su reclamo para que Estados Unidos elimine los subsidios a su producción de algodón.

"Estados Unidos ha cumplido en parte (con la eliminación de subsidios al algodón), pero hay una buena parte que no ha cumplido", agregó el ministro al justificar la decisión de insistir en las sanciones.

Amorim dijo que el monto de la sanción sería estudiado en detalle, y evitó sugerir un posible valor.

No obstante, la economista Amaryllis Romano, de la consultora Tendencias, en Sao Paulo, comentó en junio que el monto de las sanciones podría ser de 4.000 millones de dólares, aunque advirtió que su aplicación podría resultar contraproducente porque Brasil necesita los bienes y servicios que serían blanco de la sanción.

Al respecto, el ministro brasileño reconoció que si en una posible reanudación de las negociaciones de la Ronda Doha para la liberalización del comercio mundial se alcanza una solución al tema del algodón, podría evitarse la aplicación de represalias.

Amorim recordó que el proceso para definir las sanciones podría demorar entre 45 y 60 días, porque implica nombrar árbitros y establecer plazos para ejecutar el acuerdo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?