| 3/19/2007 12:00:00 AM

Brasil quiere aportar 1.000 millones a la CAF

La CAF, que tiene su sede en Caracas, fue formada en los años 70 por miembros del Pacto Andino: Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, que son sus principales accionistas.


Guatemala.- Brasil está en negociaciones con la Corporación Andina de Fomento (CAF) para convertirse en miembro pleno, lo cual le comprometería a un aporte de 1.000 millones de dólares, dijo el domingo el ministro de Planificación, Paulo Bernardo Silva.

"Hemos recibido la autorización del presidente Lula para empezar el proceso", dijo Bernardo hablando ante banqueros internacionales en el ámbito de la asamblea ministerial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

También informó que simultáneamente Brasil está considerando apoyar la formación del Banco del Sur, un nuevo banco de desarrollo inicialmente orientado a programas en Sudamérica y que es promovido por el presidente venezolano Hugo Chávez.

Bernardo no adelantó cuál sería la posición final de Brasil sobre el nuevo banco, aunque dijo que puede que también existan otras opciones.

"Pensamos inicialmente que la mejor alternativa pudiera ser un importante fortalecimiento de la CAF", dijo.

La idea es que si Brasil ingresa a la CAF, otros países de la región podrían también solicitar ser miembros plenos.

Progresivamente ha recibido a otros 12 socios menores: Argentina, Brasil, España, Chile, Costa Rica, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay, así como a 15 bancos de la región andina.

Bernardo dijo que la CAF "esta operando muy bien, es ágil y no tiene una pesada estructura administrativa".

Chávez ha adelantado que espera poner en operación el Banco del Sur en junio con un capital inicial por 7.000 millones de dólares.

Según Bernardo, si este banco logra ponerse en movimiento, Brasil estaría en condiciones de hacer un aporte similar a los que hagan Venezuela y Argentina, pero progresivamente porque "no tendría sentido" si se realiza un pago grande en su punto de partida.

Dijo también que a Brasil le gustaría ver que el Banco del Sur no se convierta en una nueva burocracia internacional y cumpla satisfactoriamente los patrones de gobernabilidad, con una estructura ligera y objetivos claros.

La decisión de Brasil de invertir en la CAF o el Banco del Sur se produce como parte de una evaluación de la necesidad del país de participar en bancos regionales de desarrollo después de los problemas de años recientes de FONPLATA, el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata.

Además de Brasil son miembros de FONPLATA Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

"Hemos empezado un debate con otros países para encontrar una salida a FONPLATA, lo cual es una situación muy penosa", dijo Bernardo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?