| 10/15/2010 12:35:00 PM

Brasil guarda prudencia ante valorización de moneda

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, afirmó que el país mantendrá la prudencia ante la fuerte valorización del real brasileño frente al dólar estadounidense.

Brasilia – Este tema ha generado preocupación de distintos sectores de la economía. "Tenemos que aguardar para ver si hay una estabilización", afirmó el Ministro.

Mantega recordó que en las últimas semanas el país duplicó el impuesto sobre capitales extranjeros para frenar la entrada de dólares que ha provocado una depreciación de la divisa norteamericana frente al real.

"Lo principal que tuvimos para que se diera esa valorización fue una fuerte entrada de dólares por causa de Petrobras, fueron US$16.000 millones que entraron en septiembre, fue una entrada extraordinaria", declaró el ministro. "En octubre disminuyó la entrada".

Su comentario aludió al proceso de capitalización de la petrolera estatal Petrobras con US$70.588 millones para hacerle frente a la explotación de las reservas masivas de crudo en aguas profundas.

Junto al aumento en el impuesto sobre capitales foráneos, que pasó de 2% a 4% a inicios de octubre, el Banco Central ha realizado compras diarias de dólares en el mercado de cambio para absorber el exceso de divisas norteamericanas y reducir la presión sobre la valorización del real.

Con ello, las reservas del Banco Central han alcanzado US$280.096 millones, el nivel más alto en la historia.

Aún así, el valor del dólar ha mantenido una trayectoria declinante en Brasil, y el viernes se cotizaba a 1,65 reales por unidad, una depreciación de más de 30% en lo que va del año.

La valorización del real ha despertado preocupación entre empresarios agrícolas e industriales brasileños que han sufrido una pérdida de competitividad frente a productos venidos del exterior.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?