| 2/13/2007 12:00:00 AM

Biocombustibles en agenda Bush-Lula en marzo

Brasil produce etanol a partir de la caña de azúcar y Estados Unidos sobre la base del maíz. Ambos controlarían hasta un 70% del mercado mundial si llegasen a trabajar juntos en la producción y tecnología de ese combustible.

 
Washington.- En el encuentro del presidente George W. Bush con su colega brasileño Luiz Inacio Lula da Silva en marzo en Brasilia, los biocombustibles estarán en lugar destacado de la agenda, dijo el martes el subsecretario de Estado Nicholas Burns.

"Pienso que tenemos una estrategia común para el desarrollo global de los biocombustibles", afirmó Burns, quien visitó Sao Paulo y Brasilia la semana pasada como parte de una gira que incluyó Buenos Aires.

El encargado de los asuntos políticos del Departamento de Estado, Burns no dio detalles de esa estrategia discutida con el canciller brasileño Celso Amorim. Estados Unidos está en una búsqueda dinámica de fuentes energéticas alternativas para cortar su dependencia del petróleo.

Burns dijo que Bush y Lula, quienes tienen "una fuerte relación" de amistad, abordarán también temas de seguridad, el caso de MINUSTAH (la misión de las Naciones Unidas para la estabilización de Haití) y el comercio, que fueron temas que Burns ya tocó en su reciente visita. Dijo sin entrar en detalles que con Amorim tuvieron también "un muy buen intercambio" de ideas sobre Cuba, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Irán, Irak, Corea del Norte, Líbano y la reforma de las Naciones Unidas.

Brasil está en busca de un asiento permanente en el Consejo de Seguridad, pero Estados Unidos apoyaría a Japón en esa aspiración.

"Hemos hablado en detalle sobre estos temas", afirmó Burns en un diálogo con reporteros en el Departamento de Estado teniendo a su lado al subsecretario de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental Thomas Shannon, quien lo acompañó en el viaje. Comentó que la visita a Brasil sólo tenía paralelo con "muy pocos países en el mundo", entre los cuales mencionó a Japón, India y la Unión Europea por tratarse de un país con el cual se podía hablar de "una agenda global".

"Hablar de Brasil es hablar de uno de los socios más importantes de Estados Unidos a nivel global", dijo.

Señaló que esas relaciones tenían "con la visita de Bush a Lula una oportunidad para expandirse y mejorar grandemente". Burns dijo que seis gobernadores brasileños con los cuales se entrevistaron en Brasilia mostraron interés en nuevas formas de cooperación de Estados Unidos con ellos en la promoción del comercio e inversiones, lucha contra el crimen, narcóticos, entrenamiento policial, reforma judicial y desarrollo del turismo y obras de infraestructura.

"Este es un buen indicio de la magnitud de unas buenas relaciones entre Estados Unidos y Brasil", dijo.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?