| 6/4/2007 12:00:00 AM

Bajan precios de la gasolina en El Salvador

La Asociación Salvadoreña de Distribuidores de Productos de Petróleo reportó el lunes que el precio del galón de gasolina especial y regular tendrían una reducción de 0,05 dólar y el diesel 0,04 dólar.

San Salvador.- Si las compañías petroleras aplican las variaciones internacionales, los precios de la gasolina y el diesel bajarán a partir del martes en El Salvador.

Estimaciones de la Asociación indicaron que el galón de gasolina especial se estaría vendiendo a un precio promedio de 3,73 dólares, el de regular a 3,47 dólares y el diesel a 2,85 dólares.

Advirtió que las reducciones en los precios dependerán de las facturaciones de empresas petroleras ya que "la semana pasada, por su política de amortiguamiento, no trasladaron totalmente las bajas internacionales".

Según la Asociación, la gasolina especial está 0,84 dólar más cara que en enero, la regular 0,78 dólar y el diesel 0,44 dólar.

En El Salvador el mercado está liberado y cada estación de servicio puede cobrar los valores que estime conveniente, pero los distribuidores señalan que están sujetos a las variaciones de las compañías petroleras y trasladan dichas fluctuaciones dependiendo de la nueva facturación de las empresas proveedoras internacionales.

El Ministerio de Economía realiza un monitoreo semanal de los precios al consumidor a efecto de informar a la población para que compare y compre su producto en la estación de servicio que le ofrezca el menor precio.

El informe oficial de sondeo de precios a nivel nacional señaló que en la última semana la gasolina especial llegó a venderse a un precio máximo de 3,96 dólares, el de regular a 3,93 dólares y el de diesel a 3,24 dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?