| 6/13/2007 12:00:00 AM

Baja el crudo para entrega a término

BUDAPEST_ El crudo para entrega a término bajó el miércoles de precio ante las expectativas de los inversionistas de que el informe del Departamento de Energía de Estados Unidos mostrará un aumento en las existencias de gasolina.

El crudo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega en julio bajó 15 centavos a 65,20 dólares el barril en la Bolsa de Materias primas de Nueva York.

El contrato bajó 62 centavos y cerró el martes a 65,35 dólares el barril al acudir los inversionistas a la realización de beneficios debido a los avances del lunes.

El crudo para entrega a término quizá vuelva a subir "si las existencias de gasolina aumentan menos de lo calculado", dijo el corredor Hitoshi Inagawa, de la firma de Tokio Yutaka Shoji.

La mezcla Brent del Mar del Norte para entrega en julio bajó 7 centavos a 68,72 dólares el barril en el londinense mercado ICE.

En otras transacciones del mercado Nymex, el combustible de calefacción para entrega a término bajó 0,22 de centavo a 1,9117 dólares el galón (3,78 litros) mientras que el gas natural para entrega a término permaneció inalterado a 7,682 dólares los 1.000 pies cúbicos.

Los inversionistas restaron importancia al informe de la Agencia Internacional de Energía sobre la posibilidad de que se produzca este año una crisis en el suministro de petróleo debido a una demanda global mayor a la anticipada y una merma en el bombeo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros productores.

"Pese a los diversos pedidos formulados por la AIE a la OPEP para que aumente su producción, el cartel parece reacio a considerar un cambio antes de septiembre, al insistir que el abastecimiento es adecuado", dijo en Viena la firma energética PVM Oil Associates.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?