| 3/13/2009 12:00:00 AM

Aumenta preocupación de miembros de G20 por la crisis

(Inglaterra) Más dinero de los Gobiernos del G20 sólo dará un placebo a la economía mundial si los bancos no están estabilizados, dijo el presidente del Banco Mundial el viernes, mientras las autoridades financieras globales se reúnen para buscar formas de combatir la crisis.

La declaración de Robert Zoellick golpeó en el corazón de una disputa entre Washington, que presiona por más gastos gubernamentales, y Europa, que quiere que la respuesta a la crisis debe ser tomar rápidas medidas de regulación, además de repartir dinero público.

Los ministros de Finanzas y banqueros centrales del G20 se reunirán en Horsham, al sur de Londres, el viernes por la noche y el sábado para allanar el camino hacia un encuentro de líderes globales por la crisis, que se realizará el 2 de abril también en Gran Bretaña.

Algunos avances se estaban logrando, pues se prevé que los líderes financieros respalden un pedido de esta semana para duplicar los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) a fin de ayudar a las economías emergentes, golpeadas por el colapso de la demanda global de sus exportaciones y el corte de las líneas de crédito.

La reunión también tendrá la tarea de concretar las promesas hechas en noviembre sobre asuntos que van desde los paraísos fiscales hasta la regulación bancaria y cómo van a lidiar los países con los activos tóxicos en la mitad de la crisis.

"Si usted no se hace cargo del problema bancario, los estímulos sólo serán un placebo. Pondrán energía en el sistema pero después habrá un bajón a menos que se reabran los mercados crediticios", dijo Zoellick en Londres.

Los líderes japoneses se alinearon con Estados Unidos al pedir más gasto público para enfrentar la crisis económica, pero la unidad del G20 parecía seriamente comprometida después de que París acusó a Washington de descartar la necesidad urgente de una estricta regulación de los mercados.

"Estados Unidos está insistiendo en la necesidad de un estímulo fuerte, rápido y coordinado ¿Por qué? Porque ellos fueron los últimos en poner en vigor su plan y ellos enfrentan una crisis mayor", dijo la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

"Para la mayoría de los países de Europa continental, la urgencia es desarrollar las reglas, destacar la disciplina y las sanciones por medio de una nueva arquitectura del sistema financiero", dijo en una entrevista publicada en el diario Les Echos.

China también dijo que estaba lista para hacer más si es necesario a fin de alentar su expansión. El ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, anfitrión de la reunión del fin de semana, desestimó la gravedad de algún quiebre.

"Obviamente, si usted tiene a 20 personas reunidas en una mesa van a haber diferencias", dijo a Reuters. "Hay mucho en común. Si usted toma los estímulos fiscales, por ejemplo, Estados Unidos tiene, nosotros, tenemos, los franceses tienen, los alemanes tienen".

Gran Recesión


Más atrás en esta crisis, los principales bancos centrales hicieron recortes coordinados en las tasas de interés para alentar la demanda, pero desde entonces los países han implementado medidas casi en solitario.

Los mercados financieros, que han sufrido un duro golpe, están recibiendo cierto alivio por las señales de que los grandes bancos estadounidenses podrían sobrevivir sin que el Gobierno los compre en su totalidad.

Pero todavía no se ha encontrado una solución al problema central: qué hacer con una montaña de activos problemáticos en poder de las entidades financieras.

"Los recientes comentarios de los europeos relacionados con el G20 sugieren que su atención estará fijada en regulación y proteccionismo, lo que probablemente elimina cualquier esperanza de un gran acuerdo coordinado de políticas fiscales", dijo el banco BNP Paribas en un reporte.

Washington está pidiendo a los países industrializados que gasten el 2 % de su Producto Interno Bruto (PIB) para impulsar la demanda y sacar a la economía mundial de su desplome.

Pero Francia y Alemania han rechazado los pedidos estadounidenses y británicos para aumentar nuevamente el gasto.

"La comunidad internacional debe unirse para responder al declive y establecer el camino hacia un futuro sustentable", dijo Darling en una columna en The Wall Street Journal.

"Tenemos que hacer tres cosas: impulsar la demanda, reformar el sistema global de regulación financiera e incrementar los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI)", sostuvo.

La Unión Europea ha señalado esta semana que podría conceder otros US$100.000 millones al FMI. Japón ya entregó la misma cantidad y la atención ahora está en las economías emergentes como China y Arabia Saudita para que hagan su parte.

"No va a haber fondos adicionales para el FMI mientras la representación de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) no cambie", dijo el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, después de una reunión con los representantes de los otros tres países en desarrollo.

Rebeldes de Europa


La economía mundial se contrajo por primera vez desde 1945 durante el último trimestre del 2008, dejando a millones de personas sin trabajo, y el FMI dice que el 2009 será la primera vez que la actividad global se contraiga anualmente en más de 60 años.

Sin embargo, los recursos invertidos por los países en crisis ya son grandes y el presidente francés, Nicolas Sarkozy rechazó abiertamente el pedido estadounidense de elevar el gasto.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, buscó el viernes tranquilizar al mundo con la promesa de un crecimiento de su país para el 2009 de 8 por ciento, a pesar del colapso de la demanda de Occidente por productos asiáticos.

Pekín ya ha revelado un plan de 4 billones de yuanes (US$585.000 millones) para expandir y acelerar el gasto del Gobierno.

"Hemos preparado suficientes 'municiones' y podemos lanzar nuevas políticas de estímulo económico en cualquier momento", dijo Wen en una conferencia de prensa luego de la reunión anual del parlamento.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?