| 6/23/2011 4:40:00 PM

Aumenta índice de pobreza entre hispanos en EE.UU.

La cantidad de hispanos que viven en Estados Unidos aumentó de forma significativa en la última década. El problema es que su índice de pobreza también lo hizo.

Nueva York - De los casi 36 millones de latinos que se calculaba que vivían en 2000 en el país, un 21,5% vivían por debajo del nivel de pobreza. En 2009, el índice llegó a un 25,3%, cuando la cantidad de hispanos alcanzó los 48,8 millones.

Este aumento en cuatro puntos porcentuales se debe a la reciente recesión que vivió Estados Unidos, explicó Trudi Renwizk, encargada de la Oficina de Pobreza del censo.

"Fue en 2008 y 2009. Coincide con la crisis económica", dijo la funcionaria. "Un porcentaje importante de las familias hispanas viven bajo el nivel de pobreza. Uno de cada cinco hispanos vive bajo ese nivel en la actualidad".

Renwizk también dijo que uno de cada tres niños latinos menores de 18 años vive bajo el nivel de pobreza.

La oficina del Censo considera que una familia de dos personas vive bajo el nivel de pobreza si gana menos de US$13.991 al año. Si la pareja además tiene un hijo, viviría a ese estándar si gana menos de US$17.268 al año. Con tres hijos viviría a ese nivel si gana menos de $21.756 anual.

Los últimos datos sobre pobreza entre hispanos en el país son de 2009, y sólo comprenden a mexicanos, puertorriqueños y cubanos, como grupos específicos. Se desprenden de la encuesta Current Population Survey, de la oficina del Censo.

Aún no se ha emitido los datos de 2010.

La información muestra que en nueve años la pobreza aumentó entre los hispanos y que sus promedios siguen siendo significativamente altos cuando se comparan con los de los blancos no hispanos.

En 2000, el 21,5% de latinos vivían bajo el nivel de pobreza comparado con el 7,4% de blancos. Nueve años después, la cifra para los hispanos es de 25,3% y de 9,4% para los blancos.

La pobreza entre los mexicanos creció en cinco puntos porcentuales en esos nueve años: de los 23,8 millones que vivían en el país en 2000, un 22,9% eran pobres. En 2009, con una población total de casi 32 millones, un 27,7% de ellos vivían bajo el nivel de pobreza.

William Ponce, un mexicano de 18 años nacido en Matamoros, gana 88 dólares al día trabajando como repartidor para una empresa de distribución de alimentos.

"Está duro ahorita. Llevo tiempo buscando trabajo en un restaurante porque serían menos horas que las 12 ó 13 que hago aquí", explicó Ponce mientras empujaba una carretilla por las calles de Manhattan.

El mexicano paga US$400 de alquiler en un piso del Bronx que comparte con otras dos personas y admite que a veces no tiene suficiente dinero para completar el pago debido a otros gastos como comida, transporte y compra de productos de primera necesidad.

"Tenemos que aguantar (la situación) porque no hay mucho trabajo", dice el mexicano.

Los puertorriqueños, como grupo, han mejorado: de los 3,1 millones que había en 2000 un 25,6% era pobre, mientras que en 2009 de los 4,3 millones que había, un 22,4% vivía bajo el nivel de pobreza.

El promedio de gente pobre entre la población general fue del 11,3% en 2000. Para 2009 pasó a ser del 14,3%. Es decir, sólo tres puntos porcentuales.

La situación económica de los latinos en el país no es nueva, dijo Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional de Política Latina, con sede en Nueva York.

La raíces de la pobreza hispana se encuentran en diversas problemáticas: desde la reforma del sistema de bienestar y asistencia social de la década de 1990, que impuso mayores límites al acceso a ayudas económicas, a los bajos sueldos que cobran, a los trabajos de mano de obra y en el sector de servicios que realizan, dijo Falcón.

"Muchas de las personas que llegan de Latinoamérica no son profesionales altamente especializados. El país necesita mucha gente que trabaje en puestos con sueldos bajos y los hispanos son más vulnerables a ocuparlos", agregó Falcón.

El desempleo entre hispanos, sin embargo, ha bajado a nivel nacional.

Según la oficina de estadística laboral del Departamento de Trabajo, el desempleo entre los latinos en 2009 era de 12,1%. En marzo de este año bajó a 11,3%.

"Estamos viendo que los sectores de más crecimiento ahora, como los de servicios que incluyen industrias alimentarias o el sector hotelero, son los que dan trabajo a más hispanos. Así que eso son buenas noticias", dijo Leticia Miranda, vicedirectora del Proyecto de Política Económica de La Raza. "El problema es que esos trabajos tienden a tener salarios bajos".

Miranda dijo que los estados del sur del país, hacia donde miles de latinos han emigrado, registran los niveles más altos de pobreza entre la comunidad. Alabama es ahora el estado con el nivel más alto de pobreza entre niños hispanos con un 43,6%. En Carolina del Norte es del 42,3%, al igual que Georgia, que registra un 42%.

Maryland y Virginia, sin embargo, son dos estados con bajos niveles de desempleo para los latinos: 7,6% en el primero, y 8,1% en el segundo en 2009, cuando en el país el promedio era del 12,1% para el mismo año.

Los niveles de pobreza entre niños latinos son también más bajos allí: 14,6% en Maryland y 16% en Virginia.

Texas, con unos nueve millones de hispanos, registró un nivel de pobreza entre niños latinos de 32,5% en 2009. Su nivel de desempleo era, sin embargo, relativamente bajo (9.

En California, el nivel de desempleo entre hispanos era del 14,7% en 2009. Un 27,5% de esos niños eran pobres de una población de unos 13 millones de latinos.

Como reflejo del aumento de la pobreza, los ingresos por hogar han caído en los últimos años a nivel nacional.

El ingreso promedio de un hogar hispano en 2000 era de US$41.312 anuales. Nueve años después pasó a US$38.039 al año. Lo mismo ocurrió en hogares de blancos no hispanos: era de US$56.826 en 2000 y pasó a US$54.461 en 2009.

Miranda expresó optimismo respecto al futuro económico de los latinos porque estos datos fueron registrados durante la recesión.

"Se ha ido añadiendo empleo desde entonces. En septiembre cuando se emitan los datos de 2010, esperamos que sean mejores", dijo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?