| 3/26/2010 6:00:00 PM

Arresto temporal de crítico de Chávez, un aviso a los opositores

El arresto del dueño mayoritario del canal venezolano de noticias Globovisión, quien ha tomado una línea dura contra el presidente Hugo Chávez y fue detenido temporalmente por declaraciones que las autoridades juzgaron ofensivas, mandó una advertencia poderosa a quienes critican al gobierno, de que deben cuidar sus palabras.

Guillermo Zuloaga fue detenido el jueves por agentes de inteligencia militar en el aeropuerto del estado de Falcón, en el noroeste de Venezuela, cuando pretendía viajar a la isla caribeña de Bonaire para unas vacaciones, pero fue puesto en libertad horas más tarde tras comparecer en una corte.

Líderes de oposición, grupos independientes de derechos humanos y defensores de la libertad de prensa describieron el arresto como parte de la campaña del gobierno para acallar a los críticos de Chávez, pues Globovisión es el único noticiero crítico hacia el mandatario tras el cierre en 2007 del canal RCTV, alineado con la oposición, que fue sacado después también de la televisión satelital y por cable.

Zuloaga fue detenido como parte de una pesquisa sobre supuestas declaraciones "ofensivas" que hizo contra el presidente durante una reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), efectuada el fin de semana en la isla caribeña de Aruba, afirmó la fiscal general Luisa Ortega.

En el discurso ante la SIP Zuloaga se refirió a que Chávez "se ha dedicado a ser el presidente de un grupo de venezolanos y tratar de dividir a Venezuela por algo, que si el socialismo del siglo veintiuno. Dice que es marxista; nunca fue electo con esos atributos".

También mencionó los hechos que apartaron momentáneamente del poder a Chávez en 2002, sobre los que dijo que "nosotros estamos también en contra de lo que se realizó en aquel momento, porque si se hubiera hecho bien, quizás tuviéramos una Venezuela distinta hoy".

"No se puede hablar de libertad de expresión de verdad cuando un Gobierno que utiliza su fuerza para reprimir medios, para cerrar medios como un Radio Caracas Televisión después de 53 años en el aire... no se puede hablar de libertad de expresión cuando hay más de 2000 cadenas, algo así, que suman más de 60 días continuos. Un presidente de la república utilizando la fuerza que tiene y la autoridad que tiene para manipular la opinión pública y para tratar de imponer una manera de pensar", expresó Zuloaga.

La Fiscalía General dijo en un comunicado que se investiga a Zuloaga bajo el cargo de violar una ley que prohibe a los venezolanos la difusión de información falsa que cause el pánico público, lo cual está penado con hasta cinco años de prisión si es declarado culpable.

Un juez liberó a Zuloaga el jueves por la noche, pero le ordenó permanecer en el país mientras continúan las investigaciones.

Chávez dijo el jueves por la noche, sin mencionar el nombre de Zuloaga, que está complacido de ver que funciona la justicia en Venezuela.

"Yo respeto la autonomía de los poderes, pero aplaudo, aplaudo por él; y tiene que llegar definitivamente el fin de la impunidad", dijo Chávez antes de partir en un viaje a Ecuador.

Ya en Ecuador expresó que "se acabó el tiempo de la impunidad... antes los ricos robaban, mataban, perseguían, chantajeaban, humillaban al pueblo, difamaban al pueblo y nadie los tocaba, ellos no tenían ley. Ahora en Venezuela somos iguales, más nada que eso, ahora somos todos iguales... no hay vacas sagradas".

Tras ser puesto en libertad, Zuloaga se presentó en los estudios de Globovisión, en donde sus empleados gritaron de júbilo y aplaudieron.

El empresario consideró un "absurdo" las acusaciones en su contra y afirmó que todos los ciudadanos tiene el derecho constitucional de expresar sus opiniones respecto de las figuras públicas, como los presidentes. Rechazó que hubiera pretendido huir del país.

El arresto de Zuloaga ocurrió tres días después de la detención del político opositor Oswaldo Alvarez Paz, por declaraciones que hizo el 8 de marzo en un programa en vivo en Globovisión, cuando afirmó que Venezuela se ha convertido en un asilo para los narcotraficantes y respaldó las alegaciones de un juez español acerca de que el gobierno venezolano ha cooperado con el grupo separatista vasco ETA y con los rebeldes colombianos.

El vocero del Departamento de Estado estadounidense Mark Toner expresó preocupación por el arresto de Alvarez Paz, llamándolo "el ejemplo más reciente de los persistentes ataques del gobierno contra la libertad de expresión".

Eso incitó una respuesta irritada de Venezuela. El ministro de Relaciones Exteriores Nicolás Maduro se reunió con el embajador estadounidense Patrick Duddy y le presentó una protesta diplomática, condenando lo dicho por de Toner y exigiendo que el gobierno estadounidense cese lo que calificó de "estas acciones intervencionistas".

En Washington, la organización Human Rights Watch consideró que las detenciones de Zuloaga y Alvarez Paz socavan la democracia y demandó que las autoridades venezolanas pongan fin a los procesos penales contra personas que disientan con el gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?