| 9/7/2011 8:00:00 AM

Arranca el "Davos polaco" que analizará retos futuros que encara la UE

El primer ministro polaco inauguró el Foro de Krynica, un importante punto de encuentro y diálogo para los países de Europa Central y Oriental, que comenzó su XXI edición con un programa centrado en los retos a los que se enfrenta la Unión Europea en un escenario de crisis financiera global.

La ciudad balneario de Krynica (sur de Polonia) acoge un año más en este foro, conocido como el "Davos polaco", a unos 2.000 participantes de sesenta países, en su mayoría políticos y empresarios de Europa Central y Oriental, que analizarán durante tres días la situación geopolítica del continente y las futuras estrategias.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, aprovechó su intervención para congratularse del acercamiento entre los Veintisiete y las ex repúblicas soviéticas de Georgia y Moldavia, uno de los principales objetivos de la presidencia polaca de la Unión Europea durante este semestre.

"Hace unos años nadie pensaba Georgia y Moldavia se aproximarían a Europa tan rápidamente", dijo Tusk, quien también se refirió a los pasos emprendidos por Ucrania, país con el que la UE podría firmar un tratado de libre comercio en los próximos meses.

Tusk reiteró la importancia de la Conferencia sobre el Partenariado Oriental que tendrá lugar el próximo 29 de septiembre en Varsovia, donde los socios comunitarios y los vecinos del Este pondrán a revisión sus relaciones bajo el impulso de Polonia.

"Esa cita también servirá para hablar de Bielorrusia", señaló Tusk, que recordó al Gobierno de Alexander Lukashenko (presidente de Bielorrusia desde 1991) que sólo habrá ayudas europeas si su régimen muestra un giro decidido hacia la democracia y la libertad.

El mandatario polaco defendió la importancia de ampliar la UE a nuevos miembros y de "construir una Europa común".

"Los nuevos tratados sólo tienen verdadero significado cuando se refieren a toda Europa y cuando están marcados por la valentía y el pensamiento ofensivo, no cuando buscan crear un club cerrado y exclusivo con el que volver a dividir Europa en el sentido político y económico", argumentó.

El primer ministro polaco repasó algunos de los temas que se debatirán en Krynica, entre los que destacó la implementación de proyectos internacionales de infraestructura para garantizar la seguridad energética de la región de Europa Central y Oriental.

Otras de las cuestiones que analizarán los asistentes al foro serán la futura política agrícola común de la UE, la lucha contra la corrupción y el crimen organizado en los países que aspiran a la integración en la UE o las consecuencias de la crisis de las finanzas públicas del grupo de países conocido como PIGS (Portugal, Italia, Grecia, España).

La cita de Krynica nació hace veinte años como referente económico para la región y plataforma de discusión para fomentar el acercamiento entre los países miembros de la Unión Europea y los Estados de la antigua órbita comunista. 

(EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?