| 6/6/2006 12:00:00 AM

Arranca Colombiamoda con más de 600 compradores

La feria, que se realizará entre el 12 y el 14 de julio, espera reunir a por lo menos 600 compradores internacionales y a más de 450 expositores nacionales.

Con la meta de superar los US$40 millones en negocios que se produjeron el año pasado, Colombiamoda 2006 se presenta como el único salón exportador de negocios del sector de la confección, en una intención clara por diferenciarse de otros eventos de moda en el país.

La feria, que se realizará entre el 12 y el 14 de julio, espera reunir a por lo menos 600 compradores internacionales y a más de 450 expositores nacionales.

Este año asistirán por lo menos 300 periodistas nacionales y extranjeros, que tienen como fin conocer y comunicar las tendencias de moda que se imponen para el segundo semestre del 2006 y la temporada primavera-verano 2007.

Una de las buenas noticias para esta feria es que el país comienza a dejar atrás el escenario de la maquila en materia de confecciones y crece aceleradamente en la producción de paquete completo. De hecho, el certamen está diseñado para impulsar ese esquema de venta, con un pabellón de sourcing y de textiles de exportación.

El espacio ferial estará compuesto por pabellones de diseñadores, ropa infantil, jeanswear, ropa interior y vestidos de baño, ropa hogar, textiles y sourcing y conferencias.

Las jornadas académicas se centrarán en el aprovechamiento del tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU., por parte del sector, en las que se busca que los empresarios evalúen diversos esquemas que quedaron contemplados en la negociación, como el abastecimiento desde terceros países.

El año anterior, las exportaciones del sector textil-confecciones ascendieron a US$1.300 millones, de los que US$1.000 millones fueron en producto confeccionado y US$300 millones de fibras, hilazas y telas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?