| 10/31/2007 12:00:00 AM

Arias: se reduce pobreza en Costa Rica

El porcentaje de pobres pasó de 20,2% a 16,7% desde que Arias tomó el timón del país por segunda ocasión.

San José.- La pobreza en Costa Rica se redujo en 3,5% durante los 17 meses de la administración del presidente Oscar Arias, informó el gobierno el miércoles.

El mandatario, al conocer los resultados sobre el índice de pobreza para el 2007, recordó su promesa electoral de bajar en un 4,0% la pobreza en los cuatros años de gobierno (2006-2010).

Destacó que si en casi año y medio de gestión "hemos logrado reducir la pobreza en 3,5%, creo que esto nos da ánimo para pensar que en los próximos años... vamos a exceder aquella meta".

El informe oficial también resaltó que el índice de pobreza extrema bajó de 5,3% a 3,3. "Si seguimos así podríamos llegar al 2010 acabando con la pobreza extrema", manifestó Arias.

"Son 36.000 familias (en extrema pobreza)", refirió el mandatario y premio Nobel de la Paz. "Si sabemos identificar a esas familias que necesitan más ayuda del estado, ciertamente les vamos a dar un levantón".

Con algo más de cuatro millones de habitantes, Costa Rica puede hacer alarde de tener una de las cifras más bajas de pobres en Centroamérica. Su vecino Panamá, por ejemplo, tiene una tasa de pobreza que supera el 30%.

Arias, quien realizó la semana pasada una visita oficial a China, aprovechó para ensalzar el viaje y las nuevas relaciones diplomáticas con el gigante asiático.

Aseguró que China va a dar a Costa Rica una ayuda "muy grande" y que impulsará inversiones importantes en la nación centroamericana.

"Lo más importante es que aprobado el TLC con Estados Unidos (en un referendo) China encuentre en Costa Rica un lugar adecuado para invertir, y que le sirva como puente para aprovecharse del mercado de Estados Unidos", resaltó.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?