| 11/7/2009 6:00:00 PM

Argentina podría crecer un 3 pct en el 2010: Redrado

La economía de Argentina podría crecer en un 3 por ciento o más en el 2010 gracias a la creciente demanda mundial de sus exportaciones de alimentos, dijo el sábado a Reuters el presidente del Banco Central, Martín Redrado.

St. Andrews, Escocia - Redrado también dijo que un arancel a las transacciones financieras podía ser difícil de implementar o incluso contraproducente, después de que el líder británico Gordon Brown diera su apoyo a la propuesta en una reunión de ministros de Finanzas y banqueros centrales del G20 en Escocia.

El pronóstico de crecimiento de Redrado es levemente más optimista que la previsión del 2,5 por ciento hecha por el Gobierno en septiembre para el 2010. Argentina fue también forzada a recortar su proyección del 2009 al 0,5 por ciento frente a una estimación previa del 4 por ciento.

"Estamos evaluando un crecimiento de al menos 3 por ciento el año próximo", dijo en una entrevista en los márgenes de la cumbre del G20 en Escocia, en declaraciones traducidas al español.

"La economía está respondiendo bien a la política monetaria y fiscal y los precios de los alimentos están altos", sostuvo.

Cuando se le preguntó si la economía podía crecer más rápido, Redrado dijo "absolutamente", pero sostuvo que como funcionario del Banco Central debía mostrar cautela.

La propuesta de Brown es ligeramente diferente del llamado Impuesto Tobin sobre transacciones de cambio, dado que es más pequeña pero abarcaría un espectro más amplio de acuerdos.

"Creo que el arancel Tobin es un concepto interesante, ha circulado en la academia durante décadas. Debemos evaluarla cuidadosamente", indicó Redrado, aunque agregó que veía dificultades en su implementación, indicando que podría ser contraproducente al cumplir con sus objetivos.

(Reuters)

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?