| 7/1/2007 12:00:00 AM

Anuncian negociaciones para Banco del Sur en Venezuela y Brasil

El ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, anunció que altos funcionarios de siete países latinoamericanos se reunirán en Caracas el 19 y 20 de julio para avanzar en la creación del Banco del Sur.

CARACAS _ Dijo que luego se reunirán en agosto en Río de Janeiro, Brasil. Ambos encuentros precisarán aspectos legales, funciones y estructura, entre otros; así como el aporte de capital y la plataforma tecnológica de dicho banco.

La iniciativa de esta entidad bancaria es del presidente venezolano Hugo Chávez y tiene como objetivo financiar el desarrollo económico y social en Sudamérica para romper con la dependencia de organizaciones tradicionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

La reunión de Caracas de la VII Comisión Técnica de los países del Banco del Sur pretende "apalancar la creación e implementación del Banco del Sur", dijo Cabezas el sábado en un comunicado.

Recordó que la creación de este banco "es una propuesta venezolana y argentina a la que luego se unieron Brasil, Bolivia, Ecuador y Paraguay". Asimismo, agradeció la incorporación de Uruguay, que se concretará en julio en Caracas.

Por otro lado el vicepresidente de Venezuela, Jorge Rodríguez, anunció el viernes durante su intervención en la Cumbre de Mercosur en Asunción, Paraguay, que la institución bancaria tendrá un capital inicial de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares, producto de todos los aportes de los países integrantes.

Uno de los primeros acuerdos de los países fundadores estipula que cada uno de ellos tendrá igual poder de voto sin tomar en cuenta su aporte de capital.

La propuesta hecha por Chávez en febrero de 1006 considera que el capital inicial sea resultado del aporte de un porcentaje de las reservas internacionales de las naciones participantes.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?