| 11/5/2009 5:00:00 PM

Alteraciones cerca de frontera Venezuela-Colombia

Soldados venezolanos mataron a un supuesto combatiente paramilitar y detuvieron a cinco personas durante un tiroteo cerca de la frontera con Colombia, dijo el jueves una legisladora aliada del Presidente Hugo Chávez.

Caracas  —  La diputada Iris Varela declaró a la prensa que las autoridades están buscando a otros supuestos paramilitares tras el violento choque cerca de la ciudad fronteriza de San Antonio en el estado occidental de Táchira.

Varela no dio más detalles y funcionarios del gobierno no estuvieron disponibles de inmediato proporcionar cualquier información adicional.

El incidente del jueves coincide con el despliegue de miles de soldados en los estados fronterizos de Zulia, Táchira, Apure, Amazonas y Bolívar para salvaguardar la frontera, combatir la minería ilegal y destruir pistas clandestinas usadas por traficantes de drogas.

El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizález, indicó que fueron desplegados 15.000 soldados y acusó a Colombia de "crear un ambiente de pre-guerra" en la zona.

No hubo una reacción inmediata por parte de Colombia, que ha dicho que está abierta al diálogo con el gobierno de Chávez aun cuando las relaciones se han deteriorado, especialmente después de una nueva alianza militar entre los gobiernos de Bogotá y Washington.

En Barinas, paralelamente, los cuerpos de seguridad detuvieron a un centenar de colombianos indocumentados luego de interceptar tres autobuses.

El general Vladimir Padrino, jefe de la guarnición de Barinas, indicó que la detención se produjo en un puesto de control policial instalado en el sector de La Camuca, cercano a la frontera.

"Hace unos días detectamos a un grupo de indocumentados con armas y fueron puestos a la orden de la Fiscalía... no descartamos alguna conexión al respecto", dijo Padrino en una entrevista difundida por la estatal Venezolana de televisión.

La semana pasada fueron detenidos ocho colombianos y dos venezolanos sospechosos de actividades paramilitares en San Antonio de Táchira, a unos 30 kilómetros de la ciudad colombiana de Cúcuta. 

Las nuevas detenciones coinciden además con las investigaciones que se adelantan en relación a la detención de dos colombianos y un venezolano acusados de espionaje en la región fronteriza, y los recientes asesinatos, también en Táchira, de 11 civiles --la mayoría de ellos colombianos que fueron víctimas días antes de un secuestro colectivo-- y el posterior asesinato de dos agentes de la Guardia Nacional tras un ataque a un puesto de control.

El ministro de Interior, Tareck El Aissami, indicó que fueron recuperados los dos fusiles AK-103 pertenecientes a los militares asesinados el lunes.

Acotó que el hallazgo de los fusiles como el cadáver de un hombre, localizado cerca del armamento, se logró durante las labores de patrullaje que se realizan en las cercanías de San Antonio de Táchira.

Un venezolano, de 20 años, quien fue capturado en un puesto de control militar, cerca de donde asesinaron a los guardias, oficialmente hasta ahora es el único detenido por este caso.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?