| 7/14/2006 12:00:00 AM

Acusan de poco creíble a congreso de Brasil

Con los peores niveles de confianza entre las instituciones del país, nadie podrá salvar al congreso brasileño ni darle un diploma de credibilidad, excepto el trabajo de los propios legisladores, afirmó el jueves en presidente de la Cámara de Diputados.

Aldo Rebelo, del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), dijo además que las disputas partidistas son las que impiden la aprobación de proyectos de leyes y las que dan esa sensación que el congreso no trabaja.
 
“Nadie va a salvar al congreso... se salvará sólo por sus actos”, dijo Rebelo en un encuentro con los periodistas en su residencia. “No hay forma de dar un diploma de credibilidad al congreso”, agregó. Una encuesta de la firma privada Sensus, divulgada el martes, aseguró que el congreso tiene niveles de confianza de 0,4%, los más bajos entre distintas instituciones.
 
En diciembre del 2003, última fecha en que Sensus preguntó sobre la credibilidad de instituciones en Brasil, esos niveles de confianza eran de 1,3%. Y en ambas fechas, el congreso fue la última institución entre las otras opciones presentadas: la iglesia, las fuerzas armadas, la justicia, los medios de comunicación, el gobierno y la policía.
La iglesia es la institución brasileña con mayor credibilidad con niveles de 34,8%, según el sondeo de Sensus, realizado del 4 al 6 de julio entre 2.000 personas y con un margen de error de tres puntos porcentuales.
 
Esa lucha partidista, agregó Rebelo, es considerada más importante que el trabajo del poder legislativo, es decir la presentación, debate y aprobación de leyes.
Pero además el congreso es intensamente criticado por los medios de prensa debido a que en sesiones de voto secretos en 2005 y 2006 absolvió a la mayoría de los diputados, de todos los partidos, sometidos a juicio político por denuncias de corrupción.
 
Rebelo dijo que intentará reactivar las votaciones, a pesar que la mayoría de los parlamentarios ya están dedicados a la campaña electoral para los comicios generales del 1 de octubre. En las elecciones, cerca de 126 millones de brasileños elegirán al presidente, vicepresidente, 27 gobernadores, 513 diputados y 54 senadores.
 
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?