| 5/11/2007 12:00:00 AM

5.000 cuentas de ahorro voluntario abiertas en Fondo de Ahorro

Hernando Carvalho, presidente del Fondo Nacional de Ahorro (FNA), hizo este balance de este programa en el lanzamiento del programa Banca de las Oportunidades en este municipio antioqueño.

Turbo (Antioquia).- Desde el pasado 1° de mayo hasta la fecha han sido abiertas en el Fondo Nacional de Ahorro (FNA) cinco mil cuentas de ahorro voluntario, la nueva modalidad puesta en práctica por la entidad como primer paso para la entrega de créditos de vivienda.

Recordó que el programa de ahorro voluntario fue lanzado por el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, el pasado primero de mayo en la sede de la empresa Paz del Río, en Boyacá. En el caso del municipio de Turbo, el Presidente del FNA reveló que en los dos últimos dos días se han atendido a 600 personas de las cuales se han vinculado 243 al Fondo al programa de ahorro voluntario.

Carvalho recordó que la apertura de la cuenta de ahorro voluntario es el primero paso para comprar vivienda propia. Los 13 contratos de cuenta de ahorro presentados en Turbo se abrieron con vendedores ambulantes, madres cabeza de familia, pequeños comerciantes, trabajadores independientes, estilistas de salones, personas del sector hotelero.

Uno de los nuevos afiliados se comprometió a ahorrar dos mil pesos diarios para completar 60 mil pesos mensuales. Vamos a hacer la revolución del crédito de vivienda, se buscará que si la persona tiene ingreso semanales pague la hipoteca semanal, si tiene ingresos quincenales pague la hipoteca cada quince días, si tiene ingresos diarios que pueda todos los días ir consignando hasta completar el valor mensual de la cuota, explicó Carvalho.

El nuevo sistema del Fondo de Ahorro busca impulsar y consolidar la cultura del ahorro y propiciar la incorporación al sistema financiero de la población no vinculada al mercado laboral formal, convirtiéndose en el banco de las oportunidades para la adquisición de vivienda y educación en Colombia.

Oficiales, suboficiales y soldados profesionales de las Fuerzas Militares; oficiales, suboficiales y miembros del Nivel Ejecutivo, agentes de la Policía Nacional; el personal civil al servicio del Ministerio de Defensa Nacional, de las Fuerzas Militares y de Policía Nacional; el personal docente oficial; los docentes vinculados a establecimientos educativos privados, y las madres comunitarias, podrán ser afiliados al Fondo a través de esta modalidad.

Igualmente, los trabajadores independientes, quienes devenguen salario integral y los colombianos residentes en el exterior, podrán suscribir contrato con el FNA de ahorro voluntario, a través del cual se comprometen a realizar depósitos de dinero, en cuantías acordadas y a intervalos regulares, hasta cumplir la meta del ahorro en el plazo convenido, que mínimo será de 12 meses. Podrán suscribir contrato de ahorro voluntario contractual igualmente quienes estén afiliados o se afilien al FNA a través de cesantías.

Una persona deberá ahorrar el valor equivalente a su ingreso promedio mensual. Es decir, un trabajador que devengue un salario mínimo 433.700 pesos, a la vuelta de un año de ahorro deberá tener consignado en su cuenta una suma igual, producto de 12 consignaciones periódicas por valor de 36.142 pesos aproximadamente.

El Fondo Nacional de Ahorro ha establecido un mínimo de ahorro. Aquellos trabajadores informales que devengan menos de un salario mínimo, su ahorro anual deberá corresponder a su ingreso promedio mensual, siempre y cuando no sea inferior al 25 por ciento de un salario mínimo, es decir 108.425 pesos.

Al suscribir el contrato, el nuevo afiliado recibirá una tarjeta que le permitirá adelantar las transacciones necesarias para dar cumplimiento al plan a través de entidades con las cuales el FNA tiene convenio suscrito para que efectúen los depósitos pactados. Entre ellas el Banagrario y el Banco de Bogotá en la actualidad, y en pocos días con otras entidades de primer nivel.

El monto del préstamo, luego de cumplidas las condiciones establecidas en el contrato de ahorro, estará determinado por la capacidad de pago del afiliado y del ingreso promedio mensual del mismo. Quien resulte beneficiario de un crédito del FNA podrá destinar el monto del ahorro voluntario y sus rendimientos al pago del crédito o para completar el valor de la vivienda.

El ahorro voluntario contractual recibirá los mismos beneficios tributarios a través de las cuentas de Ahorro para el Fomento a la Construcción (AFC). Se estima que inicialmente unos 200 mil trabajadores colombianos se acojan a este nuevo programa, que permitirá vivienda y educación para ellos y sus familias a partir de 2008

 

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?