| 8/16/2019 12:01:00 AM

E-commerce en Colombia va por buen camino

Cada vez más negocios ingresan al comercio electrónico, lo que ha impulsado a los colombianos a hacer sus compras en la web.

Internet se ha convertido en uno de los grandes acompañantes de la vida cotidiana de los colombianos. Ocho de cada diez personas en el país aseguran navegar en la red diariamente, ya sea por sus teléfonos móviles, en su hogar o en los sitios de trabajo. Pero con esta alta demanda de uso de internet es difícil explicar por qué los colombianos siguen utilizando tan poco el e-commerce. Probablemente la respuesta esté en que todavía no existe una cultura de compra online. O tal vez en que la oferta aún no satisface las necesidades de los consumidores.

Sin embargo, un reciente estudio de BlackSip encontró que, sí hay oferta, los comercios cada vez ingresan más al mundo digital para mejorar sus ventas y que los colombianos, pese a que hay un rezago en la penetración de internet, están cada vez más dispuestos a hacer sus compras de productos y servicios en la web. De acuerdo con la firma, Colombia ocupa el cuarto lugar en Latinoamérica en el mayor número de ingresos en términos de ventas, después de Brasil, México y Argentina. Al respecto, en 2018 el país registró ventas por US$6.000 millones y es la nación que más crecimiento registra en los últimos años y con mejores perspectivas en la región: se espera un incremento de 20% para 2021.

“Es de destacar el pronóstico de crecimiento que tiene Colombia. Dentro de los 4 países líderes era el que más baja cuota de mercado tenía en 2017, pero es la nación con mejores perspectivas de crecimiento para los próximos años. Se espera que para 2021 las ventas de retail en e-commerce en Colombia superen US$10.000 millones, superando el tamaño de Argentina y muy cercano al de México”, dice el estudio.

Y es que en Colombia se ha presentado un gran auge en los últimos años del comercio electrónico. Según María Paula Silva, country manager Colombia de BlackSip, cada vez más comercios están incursionando en este modelo digital de venta, lo que ha llevado a que la oferta para el consumidor aumente. “Si uno hacía una encuesta en las tiendas de un centro comercial hace tres años sobre quiénes tenían e-commerce en ese momento, probablemente 20% habría respondido afirmativamente. Hoy, si hacemos la misma pregunta, cerca de 90% lo tienen. Esto genera oferta para el usuario y lo anima a comprar”, comentó Silva.

También revela el crecimiento del comercio en Colombia la cantidad de transacciones. Según cifras del observatorio de E-commerce, durante 2017 las operaciones tuvieron un valor total de $51,2 billones, de las cuales 30% corresponden a ventas de productos y 70% a recaudos (pagos de impuestos, servicios públicos y privados, etc.). También, desde 2013 hasta 2017, las transacciones digitales han ganado casi 4 puntos porcentuales en la participación del PIB colombiano, al pasar de 2,3% en 2013 a 5,6% en 2017. Además, los datos de BlackSip proyectan que en 2018 la participación habría sido de 8,5%. “Si tenemos en cuenta proyecciones de crecimiento para el comercio online y, si los porcentajes se mantienen, podemos esperar para 2018 $83 billones”, afirmó Silva.

Los hábitos

Silva asegura que, según las cifras existentes de e-commerce en el país, los colombianos cada vez usan más el smartphone para consultar o hacer sus compras en línea. También han detectado que los ciudadanos ya no solo usan buscadores como Google para consumir en internet, también están optando por medios como los marketplaces o las redes sociales, desde hace poco han abierto las puertas para facilitar el comercio electrónico. Los milenials son los principales compradores en internet, mujeres y hombres por igual. Y en los últimos tres años han cuadruplicado el dinero que destinan para ello. Según datos de Mercado Libre, pasaron de gastar US$25 en 2016 a US$109 en 2019.

Frente a los métodos de pago, el efectivo sigue reinando gracias a las facilidades como pagos contra entrega o alianzas con prestadores de servicios como Efecty o Baloto. Y, según Silva, el uso de la tarjeta de crédito viene en crecimiento, aunque aún es reducido. “El pago contra entrega tiene una participación de casi 50%, mientras el de la tarjeta de crédito abarca 21% de las operaciones. Esto deja en evidencia que la falta de bancarización es un limitante para el comercio electrónico unido al miedo de los usuarios de ingresar sus datos financieros en internet”, aseveró Silva.

Compran alimentos

Las categorías de moda, calzado y tecnología siguen reinando en el mercado. Pero hay una que entra con fuerza: alimentos y bebidas. En los últimos años ha presentado un fuerte crecimiento, explicado por el auge de plataformas como Rappi y con el uso del smart phone para comprar en línea. El informe señala que esta categoría está llegando al mismo nivel que moda y calzado. Este último pasó de vender US$121 millones en 2013 a US$400 millones en 2019, mientras que alimentos y bebidas pasaron de US$58 millones a US$337 millones en lo corrido de este año.

Panorama en Latinoamérica

Según el reporte de BlackSip, aunque ha tenido una buena evolución, el comercio electrónico en la zona sigue rezagado. 8% de los compradores digitales está en Latinoamérica, pero solo aporta 1,9% de las ventas en e-commerce hechas a nivel mundial.

"En Estados Unidos hacen ocho veces la cantidad de transacciones en dinero que registra América Latina. Esto se debe a que la región está en vía del desarrollo del e-commerce", resaltó Silva. En cinco años, Latinoamérica ha pasado de 104 millones de compradores digitales a 156 millones y se estima que en 2019 las ventas en retail de comercio electrónico pasen a US$64.400 millones. Este crecimiento está por debajo de Asia-Pacífico, continente que ha crecido en número de compradores digitales entre 11% y 15% en los últimos años y por encima de otras regiones como Norteamérica y Europa. Brasil registró la mayor cifra de ingresos por ventas en canales digitales durante 2018, con US$28.000 millones. Le siguen México y Argentina. A nivel global las categorías de tecnología, ropa y zapatos siguen mandando la parada.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.