| 3/5/2010 12:00:00 AM

La fiebre por los carros

La fiebre por los carros

Cuando era muy niño, Frank Kanayet se sorprendió al ver al argentino Juan Manuel Fangio como campeón mundial de automovilismo a bordo de un Maserati. Este hecho lo marcó y quedó enamorado de la marca. En 2004, cuando a la Feria del Automóvil de Bogotá trajeron por primera vez un Ferrari y dos Maseratis, él decidió comprar uno de los Maseratis.

Esto le permitió ingresar a un club de lealtad de la marca, gracias al cual participa en circuitos, competencias y eventos. Allí conoció a los representantes de esas marcas, quienes lo convencieron de traerlas a Colombia.

La vitrina fue abierta en junio del año pasado. Ya se han vendido 11 carros y, además de Bogotá, ha logrado colocar automóviles en Medellín y Barranquilla.

Dependiendo de la configuración que se quiera y la tasa de cambio, un Maserati puede costar entre $400 millones y $500 millones, mientras que el valor de un Ferrari puede estar entre $800 millones y $1.000 millones.

El grupo avanza en las negociaciones con otras marcas de alta gama de vehículos y en las próximas semanas podría tener definida una nueva marca en su oferta.

Publicidad

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.