| 1/8/2019 1:57:00 PM

¿Qué tan buena noticia es el hallazgo petrolero en el Meta?

El anuncio sobre un nuevo yacimiento de petróleo en el Meta es positivo para el país. Sin embargo, a Colombia le falta mucho para alejar el fantasma de la importación de combustibles.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la novedad sobre más petróleo en Colombia llegó del pozo Índico-1X dentro del bloque CPO-5 que está a cargo de la multinacional india ONGC Videsh, ubicado en el municipio Cabuyaro en el Meta. Este es el segundo descubrimiento en este bloque, pues en julio pasado, la compañía había informado sobre otro hallazgo con crudo liviano en el pozo Mariposa-1.

El presidente de la República, Iván Duque, lo anunció así en su cuenta de Twitter: “una buena noticia: importante hallazgo petrolero en pozo exploratorio del bloque CPO-05, en Cabuyaro, Meta. El nuevo pozo descubierto ya está produciendo más de 4.000 barriles/día y es el segundo éxito en el bloque. Gran participación de Nación, además de regalías e impuestos”.

Lea también: ¿Colombia está lista para el fracking?

Otra voz del gobierno que se mostró optimista fue la de la Ministra de la cartera de Minas, María Fernanda Suárez. Según ella, el nuevo descubrimiento permite ser optimistas sobre la posibilidad de incrementar el nivel de reservas del país.

Otro aspecto destacado es que se trata de crudo liviano, en una zona que se ha caracterizado por guardar crudos pesados que exigen de mayores procesos para ser extraídos y utilizados comercialmente.

ONGC Vidish es una de las empresas indias más grandes en esta industria. En Colombia ha sido socia de Ecopetrol en los proyectos off shore y con Mansarovar en crudos pesados en el Magdalena Medio, en la zona de Puerto Boyacá. Esta compañía produjo el año pasado 12,8 millones de barriles equivalentes de petróleo en todos sus proyectos a lo largo del mundo.

“Es muy bueno lo que se consigue ahí. Geológicamente el bloque y sus pozos están muy bien ubicados. Este pozo queda cerca del campo Corcel de Frontera, que antes era de Pacific. La producción fue más o menos de 4.000 barriles de crudo liviano, de muy buena calidad. Hay muy buena prospectividad en esa área”, comentó Vicente Hormizda, gerente de OH Consultorías y Servicios, compañía especializada en servicios petroleros. Hormizda destacó que el hallazgo ratifica a Meta como el primer productor de petróleo del país.

Particularmente en los municipios de Cabuyaro y Barranca de Upía se han hecho descubrimientos en crudos livianos. En los años anteriores fue Petrominerales.

“Son pozos con grandes productividades, pero que pueden tener declinaciones rápidas. Este debe ser similar. Pero hay que esperar como se ve técnicamente y, sobre todo, lo clave es el manejo que le den al yacimiento para maximizar su recobro en el largo plazo”, explicó Julio César Vera, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros Petroleros (Acipet).

Lea también: Desde el primero de enero de 2019 baja la gasolina

Por su parte, el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, destacó que "comenzamos el año con una gran noticia no solamente para el sector de hidrocarburos sino también para el país, por los recursos que este descubrimiento representaría para la Nación y las regiones, a través de impuestos, derechos económicos contractuales y regalías. Esperamos continuar en esta senda de éxito durante todo el 2019, superando las barreras que persisten para lograr las metas de exploración y producción que el país requiere para su sostenibilidad macroeconómica y energética de largo plazo”.

La noticia es positiva, sin lugar a dudas. Pero pone de presente los riesgos que aún enfrenta el país de que agote sus reservas de crudo y termine convirtiéndose en un importador de combustibles.

En 2018, Colombia mantuvo un nivel de producción prácticamente igual al de 2017, pues hasta agosto pasado se estaban extrayendo diariamente 866.000 barriles por día, para un promedio a lo largo del año de 858.000. Esto es apenas 4.000 barriles más que el promedio de 2017.

Además, las reservas probadas, es decir aquellas que son comercialmente viables, daban para 5,7 años de producción. Así que la amenaza de que el país tenga que importar crudo en algún momento de los próximos años sigue siendo evidente, más si se da un incremento en la producción, como es de esperarse en los próximos años.

Lea también: Las consultas populares necesitan una definición jurídica

Por esta razón, reconforta la noticia de que el país reiniciará en febrero próximo los procesos de rondas para la asignación de nuevas áreas de exploración, tal como lo anunció a finales de 2018 el presidente de la ANH, Luis Miguel Morelli, al ratificar que en el segundo mes de 2019 quedarán disponibles 20 áreas tanto onshore como offshore.

Nadie puede negar que un nuevo hallazgo petrolero es positivo para el país. Sin embargo, es claro que Colombia todavía tiene una tarea pendiente en el objetivo de incorporar más reservas, porque el riesgo es que en un futuro cada vez más cercano, tengamos que importar hidrocarburos. Ese es un escenario que le saldría muy costoso al país; por eso, no es hora de bajar la guardia.

EDICIÓN 560

PORTADA

¿Llegó la hora del fracking en Colombia?

El país debe decidir pronto. La ausencia de nuevos descubrimientos pone en problemas las prospectivas de autosuficiencia petrolera. Si le dice no al fracking, hay que buscar el reemplazo de unos US$24.000 millones en exportaciones y por lo menos $10 billones en ingresos fiscales.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.