Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/2/2019 7:59:00 PM

Los poderosos fabricantes de trenes que van por el metro

La puja por la primera línea del metro de Bogotá involucra a poderosos consorcios europeos, américanos y asiáticos especializados en fabricación de trenes.

Una buena parte del éxito en la ejecución y operación de contratos como el del metro de Bogotá radica en la capacidad para escoger bien las firmas que integran cada consorcio participante.
Al tratarse de licitaciones que implican sofisticadas labores de diseño, construcción y operación durante un par de décadas y que involucran inversiones por miles de millones de dólares, es necesario que los socios se entiendan bien y puedan distribuir adecuadamente las responsabilidades y riesgos.
En el caso del proveedor de los trenes, se puede decir que la primera línea tiene ‘en carreras‘ a las firmas más cotizadas del mundo en construcción de este tipo de medios de transporte.
Se trata de compañías con una amplia trayectoria en la fabricación de material rodante o trenes en el mundo. Sin embargo, cada tren se fabrica según las exigencias y necesidades de cada ciudad y contrato.
En el caso de Bogotá, la licitación que se cierra a finales de este mes de octubre prevé características como una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora y velocidad promedio de 43 kilómetros por hora. Los trenes tendrán una frecuencia de 3 minutos o menos. El contrato también exige la entrega de 23 trenes, 20 operando y tres en reserva. Cada tren tendrá una longitud de 140 metros y podrá tener de 6 a 7 vagones. Eso representa una capacidad para mover 1.800 pasajeros.
Una de las innovaciones más interesantes es que en esta primera línea los trenes serán autónomos, es decir, no requerirán de conductor. El tema ambiental también es clave, pues además de ser eléctricos, los sistemas de frenado permitirán generar electricidad, lo que se traduce en ahorros.
El contrato previsto para proveer los trenes, los sistemas de alimentación y la infraestructura de telecomunicaciones para operarlos puede llegar a los US$700 millones.
De ahí que la experiencia y calidad no solo abarca la construcción, sino en igual medida la operación. Por todo esto, las alianzas son la clave.

El poder de Canadá

El consorcio Apca Transmimetro se unió con Bombardier European Investment, una compañía española filial de la canadiense Bombardier, que se especializa en la construcción no solo de trenes sino de aviones y todo tipo de equipamiento industrial. Se trata de la misma multinacional que fabrica los aviones privados de lujo Learjet, entre otros muchos productos. La canadiense ha participado también en más de 40 proyectos de metro realizados en todo el mundo. Bombardier tiene 61 sitios de ingeniería y producción en 27 países, y una red mundial de centros de servicio, así como plantas en España, México y Brasil. Bombardier se asoció con China Harbour Engineering Company Limited para este consorcio del metro de Bogotá.

Siemens también fabrica trenes

En Apca Metro Capital, otro de los consorcios que siguen en carrera por el metro, y que es liderado por ICA de México y la gigante de la construcción Power China. Este grupo se asoció con Siemens Project Ventures, un conglomerado alemán que entre sus numerosas líneas de negocio tiene la de fabricación de trenes para metro y tranvía. El año pasado fue noticia la intención de fusión de Siemens con la francesa Alstom, un negocio que la Unión Europea rechazó en febrero de este año por temas de competencia. Otro aliado interesante en este grupo que va por el metro de Bogotá es Strukton, una compañía de bandera holandesa especializada en la operación de sistemas férreos. También sorprendió la aparición en este consorcio de la compañía argentina Benito Roggio, especializada en la construcción de obras de ingeniería ferroviaria.

Con acento nipón

Los japoneses tienen fama de combinar muy bien la calidad con la velocidad y la alta tecnología. Tal vez por eso Sunrise, otro de los grupos que van por el millonario contrato en Bogotá, escogió a Hitachi Rail como su socio proveedor de equipo rodante. Hitachi es un conglomerado japonés creado en 1910 con un amplio portafolio de productos y servicios en tráfico férreo y movilidad. En este consorcio también está la firma de origen italiano, Impregilo y Acciona, una poderosa constructora española. Hitachi fue la firma escogida por el gobierno de Panamá para proveer los trenes que operarán en la tercera línea de metro, actualmente en proceso de construcción. Se trata del primer sistema monorriel que se construirá en América latina, luego de suscribirse un acuerdo con Jica, la agencia de cooperación del gobierno japonés. Esta compañía también es el proveedor de trenes para el metro de Lima (línea 2) y hace una década entró con éxito en Europa.

La experiencia CAF

El consorcio denominado Unión Metro Capital tiene como proveedor de trenes a la firma Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles CAF, de España. Se trata de una compañía con amplia presencia y trayectoria en Europa y América y que en 2017 cumplió 100 años de fundación. En Madrid se ubican las oficinas generales, mientras que en Beasain, Guipúzcoa (País Vasco), está el domicilio de la compañía, además de la principal planta de fabricación. En 2013 fueron proveedores de metros automáticos (sin conductor) para las ciudades de Helsinki (Finlandia)y Santiago de Chile. La gama de productos CAF incluye trenes de alta y muy alta velocidad, capaces de alcanzar los 350 km/h, trenes tipo tranvía y de cercanías, locomotoras y hasta autobuses híbridos y eléctricos. Como proveedor de los sistemas de control de tráfico y otras tecnologías para la operación del sistema está en este grupo la firma francesa Thales, otro gigante de la tecnología. Este último es el mismo que quiere vender a la Armada colombiana un nuevo grupo de fragatas modernas, así como los sistemas electrónicos de defensa y comunicaciones para el nuevo Ministerio de Defensa que se está planeando. 

De Francia viene un tren...

En el caso del Consorcio Metro de Bogotá, el cual es liderado por el empresario mexicano Carlos Slim, el socio proveedor de material rodante (trenes) es Alstom, una firma de origen francés con amplia presencia en América, Asia y Europa. La multinacional también se dedica a la construcción de barcos y generación de electricidad. Alstom cotiza en la Bolsa de París desde 1998 y hace un par de años reactivó una planta en Brasil para abastecer la creciente demanda de trenes en Chile. La firma tiene órdenes en el último año por 12.000 millones de euros y ventas por 8.100 millones de euros. En este mismo grupo aparece la firma Transportes Metropolitanos de Barcelona, con amplia experiencia en la operación de sistemas de movilidad en grandes ciudades, especialista en este tipo de procesos y amplio reconocimiento en Cataluña. Entre sus responsabilidades también tiene la operación del teleférico de Montjuïc. Para complementar la parte de operación está el Metro de Medellín.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.