Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/22/2019 12:01:00 AM

Las pymes deben apostarle al bienestar de sus trabajadores para crecer

Michael C. Elkin, director técnico principal del programa Score Global de la OIT, habló con Dinero sobre la situación laboral en las pequeñas y medianas empresas.

Las pequeñas y medianas empresas tienen un papel importante en las economías a nivel mundial: son las que más crean empleo. Varias cifras demuestran que estas compañías generan entre 60% y 70% del empleo global, por lo cual es de vital importancia que brinden calidad laboral con el fin de luchar contra la informalidad y lograr una mayor productividad en sus organizaciones.

Pero la realidad es otra. Y está claro que la gran mayoría ofrece bajas condiciones de trabajo, lo que impacta la productividad y la calidad de los servicios que brindan las Pymes. Esto se debe a la baja formalización empresarial, la poca capacidad de gestión del talento humano y la ausencia de indicadores para planear y hacer seguimiento a sus metas. Para Michael C. Elkin, director técnico principal del programa Score Global desarrollado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo estas compañías no suelen cumplir lo que el organismo promueve: un trabajo productivo, seguro y saludable. Según el experto, la presión constante que experimentan las Pymes para alcanzar sus objetivos de productividad y crecimiento, así como las demandas de la sociedad y el tener que trabajar, en muchas ocasiones, con pocos recursos hace que olviden y desconozcan el papel de sus trabajadores para lograr sus metas. “Cuando hablamos de las condiciones laborales depende mucho de a qué tipo de Pyme nos referimos. Pero si tratamos de generalizar, y en particular en países como Colombia, evidenciamos que hay mucha informalidad, que tienen numerosos retos con los salarios, las horas de trabajo y en la protección social que brindan a sus trabajadores”, explica Elkin.

Al respecto, afirma que se ha demostrado que las compañías que no cuenten con los estándares de calidad de empleo no son productivas y pueden estancarse. Esto tiene que ver con la tendencia creciente al equilibrio que debe existir entre la vida laboral y personal. A los ojos de los expertos, aún falta mucho para alcanzar esa meta, factor fundamental para el cumplimiento de los objetivos de las compañías en general. Al respecto, la evidencia demuestra que los empleadores que respetan los derechos de sus trabajadores tienen personal más feliz y esto se verá reflejado en la productividad y en las ganancias. Pero, para muchas Pymes, incluso para las grandes empresas, existe el mito de que brindar calidad del trabajo a sus empleados requiere invertir mucho dinero, con el que no cuentan. Sin embargo, Elkin afirma que esto no es un tema que represente costos, sino dos cosas: planeación y conocimiento de las normas internacionales y nacionales. El experto de la OIT señala que puede llegar a ser tan sencillo como ofrecer incentivos, brindar estándares adecuados de seguridad o tener una comunicación directa con el empleado para que sea partícipe de las mejoras de la compañía.

El problema suele estar en que si los trabajadores sienten que las ganancias de la compañía obtenidas gracias a sus esfuerzos solo traen beneficios a los propietarios, ellos sentirán que no deberían hacer tanto, y por ende se desmotivarán”, sostiene. Resaltó que uno de los problemas que enfrentan las Pymes es la relación de arriba a abajo de los directivos de las compañías con sus trabajadores. Elkin ha encontrado que mantener una relación lineal, en la que el directivo solo se comunica con el trabajador por medio de órdenes, no tiene un resultado positivo. Sobre todo al aplicarlo a empleados cada vez más educados, con más talentos y pendientes de sentirse integrados en los procesos de las compañías. “Es importante involucrar a los trabajadores en las operaciones del negocio para que ellos entiendan los propósitos de la empresa y que puedan tener oportunidades de contribuir con ideas”, precisa Elkin. También habla sobre la importancia de contar con organizaciones de trabajadores, como los sindicatos, para que estos ayuden a las compañías a detectar realmente en qué hay que trabajar para brindar mejores condiciones a su fuerza laboral.

Un programa aliado

Las Pymes no cuentan con un ambiente laboral óptimo para sus trabajadores por la falta de conocimiento y capacitación sobre las normas. El experto de la OIT señala que, en términos de regulaciones internacionales, hay un vacío debido a la complejidad de entendimiento de esta. Por ello, en algunas industrias suelen aparecer pequeñas empresas que no brindan las condiciones de seguridad a sus empleados y no les informan de los riesgos a los que estarían expuestos. Esto produjo una fuerte preocupación en la OIT a través del programa Score Global. El organismo desarrolló esta iniciativa de formación y asistencia técnica para las Pymes, en busca de mejorar las condiciones laborales en estas empresas y promover el trabajo decente en economías emergentes.

Este programa asiste a los gobiernos, gremios empresariales y representantes de trabajadores en África, Asia y América Latina. Financiado por Suiza y Noruega, cpmenzó a trabajar en 2009 y a la fecha han realizado 30 alianzas con diferentes instituciones con el fin de implementar la metodología en más de 40 clúster de 11 países. "Nosotros hemos encontrado que Score, además de mejorar las condiciones de los trabajadores de las Pymes, les ayuda a ser exitosas financieramente", recalcó Elkin. A la fecha han atendido 2.108 empresas, las cuales han mejorado su productividad en los primeros tres meses entre 10% y 50%.

El programa cuenta con tres etapas: elaboración de línea de base, taller de formación de empresas, acompañamiento y seguimiento. En estas se ayuda a las compañías a determinar estrategias para mejorar los índices de inclusión e igualdad de género y los salarios brindados a los trabajadores, entre otros. En Colombia, el programa inició en Antioquia y Cundinamarca y se han atendido 176 empresas de diferentes industrias.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.