| 4/6/2017 12:01:00 AM

Financiar campañas políticas con recursos 100% estatales ¿Sí o no?

Ante los recientes hechos de corrupción donde las campañas presidenciales también se han visto implicadas, Fedesarrollo expuso en una reciente investigación los efectos posibles de la propuesta de financiar las campañas electorales con recursos 100% estatales.  

La corrupción ha marcado la agenda política y económica de Colombia recientemente y ha dejado grandes repercusiones de carácter social y de reputación.

En el índice de percepción de corrupción de Transparencia Internacional, Colombia tiene un índice de 37 sobre 100 (siendo 100 la mejor puntuación), lo que ubica al país en el puesto 90 entre 176 países.

De hecho, el fenómeno se ha trasladado también al ámbito de las campañas presidenciales, donde los países latinoamericanos, incluido Colombia, se han visto implicados.  

La propuesta que estudian la Misión Especial Electoral y el Congreso, de financiar las campañas a los cargos de elección popular en el país con recursos 100% estatales, es uno de los puntos que podría traer la reforma electoral, señaló Fedesarrollo en una reciente investigación.

¿Qué ventajas se argumentan a favor de la propuesta?:

  • Dar mayor autonomía a los candidatos frente a los donantes
  • Evitar la contraprestación en contratos o regulación por las donaciones
  • Evitar el financiamiento con recursos ilegales y el interés de estas organizaciones ilegales en la política.

De acuerdo con la entidad, para que dicha reforma electoral resulte efectiva, se requiere de un fortalecimiento institucional del Consejo Nacional Electoral (CNE). Desde hace 30 años, se han registrado 10 grandes modificaciones al esquema de financiación de las campañas buscando corregir las fallas de las reformas anteriores.

Las razones de los altos costos de las campañas electorales ¿cuánto gasta Colombia?

Fedesarrollo indicó que en valores de enero de 2017, el gasto total de las campañas presidenciales de 2014 y 2015 fue de $813.000 millones. Por su parte, los gastos de organización de estas elecciones por parte de la Registraduría ascendieron a $1,77 billones (que equivale a alrededor del 0,79% del Presupuesto General de la Nación).

Fuente: CNE

La firma Cifras y Conceptos a través de una encuesta encontró que, en promedio, una campaña al Senado cuesta alrededor de $3.000 millones, y teniendo en cuenta que el tope de gasto era de $740 millones, “el promedio reportado sería, de ser estas cifras ciertas, más de cuatro veces el tope permitido”.

Según anunció Fedesarrollo, si se adoptara la propuesta de financiar con recursos públicos el costo total de las campañas, y se reconocieran los valores registrados en 2014 y 2015 a precios de 2017, el costo de la propuesta sería de $179.000 millones para financiar las elecciones de 2018 y de $337.000 millones para las elecciones de 2019.

“En total, en dos años los gastos de las elecciones ascenderían a $5,15 billones. En el escenario fiscal actual estas cifras pueden ser prohibitivas”, indica la entidad.

Cinco factores inciden sobre estos elevados gastos en las campañas electorales ¿cuáles son?

  • Altos gastos en propaganda electoral
  • La compra de votos y de líderes locales
  • La elevada competencia electoral
  • La elevada competencia intrapartidista
  • La falta de control del Consejo Nacional Electoral

Ante este panorama, Fedesarrollo indicó que financiar el 100% las campañas electorales con recursos estatales tendría un elevado costo fiscal y, “dentro del contexto político colombiano, podría resultar inocua”.

Entonces, ¿Qué iniciativas se proponen para desestimular las malas prácticas en la financiación de las campañas políticas?

  • Aumentar la probabilidad sanción en caso de incumplimiento de los topes establecidos (mejorando la capacidad técnica y la autonomía del CNE).
  • Realizar un estudio sobre el costo de las campañas como lo obliga la Ley 1475 de 2011 y entregarlo en 2017.
  • Centrar el análisis en afectar el sistema de competencia electoral en Colombia.

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.