| 2/19/2019 10:23:00 AM

Estas son las empresas que quieren terminar el túnel de la Línea

Empresas de España, Ecuador y Colombia se presentaron a 3 licitaciones del Invías que pretender terminar las obras inconclusas del túnel de la Línea. La inversión total es de $454.500 millones.

¿Será que por fin? En un nuevo intento por terminar el conjunto de obras que se ejecutan hace años en el Alto de la Línea, el Invías recibió ofertas de un grupo de empresas de Ecuador, España y Colombia. El nuevo envión compromete recursos por $454.500 millones y si todo sale bien, todo el proyecto estaría en operación en 2020.

El Invías dividió este nuevo paquete de obras en tres contratos. Para el tramo ubicado en el departamento del Quindío se presentaron 3 consorcios integrados en su mayoría por firmas extranjeras, específicamente de países como España y Ecuador.

Para este conjunto de obras se presentó el consorcio CG Américas, integrado por CI Grodco Ingenieros Civiles SAS (30%), Técnica Vial SAS (20%) y Proyectos Conciviles SAS (50%).

También se presentó el consorcio Vías Américas, integrado por Construcciones Colombianas OHL SAS (40%), Agrupación Guinovart Obras y Servicios y Servicios Hispania S.A. sucursal Colombia (30%) y Alca Ingeniería SAS (30%).

Por último, entró dentro del proceso de calificación el consorcio La Línea 041, el cual es compuestos por Hidalgo e Hidalgo S.A. Sucursal Colombia (25%) e Hidalgo e Hidalgo Colombia SAS (75%).

Esta última alianza empresarial de origen ecuatoriano fue única que presentó propuesta para el tramo Tolima 1, con el nombre Consorcio La Línea 042, y compite con Concay para el tercer grupo de obras denominado tramo Tolima 2, Consorcio La Línea 043.

De acuerdo con el cronograma, las audiencias públicas de los procesos en las cuales se asignará el puntaje establecido en el pliego para el factor precio, apertura del sobre número 2,  el establecimiento del orden de elegibilidad y la adjudicación, se cumplirán los días 22, 26 y 27 de marzo, a partir de las 9 de la mañana, en el auditorio principal del Invías en Bogotá.

El proyecto

Como el país bien conoce, el 14 de abril de 2009 inició el contrato para la construcción del túnel del alto de la Línea de 8,5 kilómetros de longitud, 26 viaductos, 20 túneles pequeños y 18 kilómetros de doble calzada entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío). El plazo previsto era de 70 meses (se debía entregar en 2015) y el presupuesto asignado era de $647.554 millones.

Lea también: Túnel de la Línea: una década de fallas

Sin embargo, ese plazo y presupuesto no se cumplieron debido a múltiples problemas asociados tanto al contratista como al gobierno. En los próximos meses la justicia dirimirá parte de este conflicto.

Estos conflictos entre contratistas y gobiernos derivó en obras sin terminar que se iban deteriorando con el paso del tiempo. Varios viaductos y túneles ni siquiera se empezaron a construir.

Al mismo tiempo que se evaluaban los daños en las obras ejecutadas entre 2009 y 2016, otro contrato por $160.630 millones (el 806 de 2017) con Conconcreto se ejecutaba entre 2017 y 2018 para terminar las obras. Dicho acuerdo tuvo una adición de $127.481 millones, en gran parte por las dificultades que se encontraron para contener las fallas geológicas en el túnel principal de 8,5 kilómetros.

Tres tramos, tres contratos

Para terminar con todas las obras el Invías dividió en tres licitaciones las obras faltantes. La licitación del tramo del departamento del Quindío, tiene como alcance la terminación de 5 túneles, 6 puentes, 6,5 kilómetros de segunda calzada, la atención de 4 puntos críticos, y cuenta con un presupuesto oficial de $145.000 millones.

En lo que corresponde al proceso para el tramo Tolima 1 se destinaron $148.000 millones para la terminación de 6 túneles, 4 puentes, 3,3 kilómetros de segunda calzada y la atención de dos puntos críticos.

Le puede interesar: ¿Cuándo se entregarán las megaobras pendientes en Colombia?

Mientras que para el sector Tolima 2, con recursos por el orden de $161.500 millones se deberán realizar las obras de construcción de un túnel y dos puentes, culminación de 8 túneles, 8 puentes, 5,7 kilómetros de segunda calzada, y la atención de 3 puntos críticos.

Costos y beneficios

Tal y como lo mencionamos en otro artículo, si el túnel principal y las otras obras anexas estuvieran operando en la actualidad, un transportador de carga se ahorraría 80 minutos por cada viaje entre Bogotá y Buenaventura. “En total, estimamos una reducción en los costos operativos de $222.129 en cada viaje si se entrega la obra, pues el costo del viaje pasaría de $3.493.458 a $3.271.329”, explicó Juan Carlos Rodríguez, presidente de Colfecar, gremio de los transportadores de carga.

Por este corredor terrestre, considerado el más importante del país al conectar el centro del país con la región Pacífica, se movilizan al día unos 2.300 vehículos de carga. Eso representa cerca del 40% del comercio exterior del país (excluyendo carbón y petróleo). Por la Ruta del Sol, otra de las vías siniestradas por atrasos y desfalcos, pasan 1.500 vehículos de carga al día en promedio.

Otros datos

  • Esta es la obra de infraestructura vial más importante que se construye en Colombia. Une los municipios de Cajamarca – Tolima y Calarcá – Quindío.
  • Se pasará de 1.300 empleos directos generados en la construcción del túnel principal de La Línea, a 2.800 con la contratación de 1.500 puestos adicionales en las obras complementarias.
  • Si se termina la obra en 2020, como está previsto, el grupo de túneles, viaductos e intercambiadores generará recursos anuales por $292.000 millones, los cuales se ven reflejados en: 
    • Disminución de los costos de operación.
    • Disminución de tiempos de viaje (90 minutos en la carga y en 30 minutos para el tráfico liviano, entre Cajamarca y Calarcá).
    • Reducción de la accidentalidad.
    • Eliminación de interrupciones y del stand by de cargas.
    • Aumento de flujos en el comercio exterior.
    • Recaudo de peajes.

Lea también: Gran especial de infraestructura: Así van las obras en Colombia

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.