| 6/11/2019 12:58:00 PM

Inclusión financiera llega a 28 millones de adultos

El indicador de cobertura financiera cerró en 81,4% de la población adulta en Colombia, de acuerdo al último Reporte de Inclusión Financiera de 2018, presentado por la Superintendencia Financiera y Banca de las Oportunidades.

Al cierre del año 2018 el país logró importantes hitos en inclusión financiera y todavía tiene grandes retos en cuanto a lograr que más personas accedan a la bancarización. Esa fue una de las conclusiones entregadas en el Reporte de Inclusión Financiera 2018, donde el indicador de inclusión financiera cerró en 81,4%.

El país mantuvo la cobertura financiera en todos los municipios y eso significa que había 28 millones de adultos con algún producto financiero que demandan servicios centrados en el cliente, mayor comodidad a través de la omnicanalidad y transparencia del sistema financiero, mientras que persistían 6,3 millones de adultos a los que se debe llegar con soluciones diferenciadas e innovadoras para superar las barreras que están limitando su acceso.

Le tenemos: Estas son las empresas que promueven la inclusión laboral de los LGBT

El reporte también destacó el auge de la innovación tecnológica que empezó a impulsar la inclusión financiera en Colombia. El 2018 fue el año en el que entró en funcionamiento la primera SEDPE en el país y las operaciones realizadas a través de internet superaron por primera vez los realizados en oficinas en número y monto.

“Estos logros han sido reconocidos nacional e internacionalmente. En 2018 Colombia continuó liderando el escalafón del Microscopio Global realizado por The Economist Intelligence Unit, que evalúa el ambiente para la inclusión financiera en 55 países y se consolidó como el tercer ecosistema Fintech de acuerdo con Finnovista”, dice el documento.

El presidente de Colombia, Iván Duque, asistió a la presentación del reporte y manifestó que para llegar a una inclusión financiera del 85% para el 2022, como establece el Plan Nacional de Desarrollo, el país necesita de una mayor educación financiera. “Eso significa que debemos tener más de 3 millones de adultos en la población colombiana con un producto de ahorro o crédito y cerca de 600 mil nuevos usuarios en la población rural. Es una meta ambiciosa y debemos llegar a un 70% de inclusión financiera en las zonas rurales”, dijo el jefe de Estado.

Duque recordó que durante la pasada Convención Bancaria se comprometió a sacar adelante un documento de política pública para consignarlo en un Conpes que le dé enfoque a la educación financiera y tener datos y analítica para examinar la situación en la que se encuentra la pedagogía financiera en el país.

Siga leyendo: 7.000 empresarios se benefician de la inclusión productiva de población vulnerable

Más conclusiones

Según la investigación, en la última década, se vincularon más de 12 millones de colombianos al sistema financiero, con lo cual el indicador de inclusión financiera pasó de cerca del 55,5% en 2008 al 81,4% en 2018. Esto quiere decir que, en el último año, de los 34 millones de adultos del país, 28,0 millones tenían acceso, al menos, a un producto financiero.

Específicamente, 26,8 millones de adultos tenían al menos un producto de depósito y 13,9 millones algún crédito vigente. En 2018, los productos con mayor penetración han sido la cuenta de ahorro y el crédito de consumo, incluyendo la tarjeta de crédito. Lo anterior, porque 25,8 millones de adultos tenían una cuenta de ahorro, 8,9 millones una tarjeta de crédito y 6,8 millones un crédito de consumo.

“Pese a estos avances, persisten dos retos de gran envergadura. Por un lado, incluir financieramente a 6,3 millones de adultos colombianos, equivalentes al 18,6% de la población mayor de edad del país. De estos, el 40,9% está en la ciudades, el 25,1% en municipios intermedios, el 17,8% en en municipios rurales y el 16,2% en municipios rurales dispersos”, señala el documento.

Para los autores, se requieren soluciones diferenciadas que permitan superar las barreras que limitan el acceso a servicios financieros de ciertos segmentos de la población, dadas las heterogeneidades etarias, geográficas y de género. Los jóvenes y la población rural, en particular, son los más desatendidos.

Los jóvenes, excluidos del sistema

La inclusión financiera también varió por rangos de edad, siendo los adultos más jóvenes o la generación de los centennials, con edades entre los 18 y 25 años, los más excluidos financieramente. Mientras el indicador en este rango de edad fue del 57,3%, el de la población entre los 41 y 65 años o baby boomers, que tuvo el indicador más alto, fue del 89,1%. Por género, persisten brechas en el acceso a servicios financieros a favor de los hombres.

En 2018, el 80% de las mujeres adultas del país tenía acceso a al menos un producto financiero, en comparación con el 82,6% de los hombres. La mayor diferencia fue a nivel de los desembolsos de créditos, donde los montos promedio de los préstamos otorgados a mujeres fueron inferiores al de los hombres para todas las modalidades de colocación.

Al examinar la inclusión por productos de ahorro, se evidenció que el 78% de los adultos tenía al menos un producto de depósito, de los cuales el 77,6% los tenían activos. La cuenta de ahorro tradicional fue el producto con mayor penetración, 25,8 millones de adultos, el 75,2%, tenían al menos una. El número de adultos con cuenta de ahorro tradicional creció en el último año en 2,4% y su nivel de uso cerró en del 68,5%.

En 2018 había un total de 68,9 millones de cuentas de ahorro, tradicionales, de trámite simplificado y electrónicas. Las tradicionales fueron las de mayor penetración, seguidas por las cuentas de ahorro de trámite simplificado (CATS). Con relación a las cuentas de ahorro tradicional, había un total de 62,5 millones, de las cuales 25,8 millones se encontraban activas. Frente a 2017, el total de cuentas de ahorro tradicionales creció en 5,3%, pero las activas se redujeron en 0,5%. De este modo, el nivel de actividad de este producto se redujo de 43,8% al 41,3%.

Dinero recomienda: Gremios radican demanda contra artículos del Plan de Duque

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.