| 1/22/2019 12:01:00 AM

A pesar de Venezuela, Colombia no tiene suficientes inmigrantes

En el Índice Global de Competitividad de Talento 2019, dado conocer en el Foro de Davos, el país ocupa el puesto 65 entre 125 economías. Bogotá está en el lugar 85 entre 114 ciudades evaluadas.

La creciente migración de venezolanos al país ha generado todo tipo de análisis sobre los costos y los beneficios de tener, de un día para otro, alrededor de 1 millón de personas adicionales. Se habla mucho de un mayor gasto para poder atender a los recién llegados, sobre todo en temas de salud y educación, pero también se menciona que pueden representar un bono demográfico para el país, pues la mayoría está en edad de trabajar.

Justamente ese beneficio de la migración en términos económicos es una de las grandes falencias de Colombia a la hora de atraer y retener talento para sus empresas. Este no ha sido un país de migrantes y ahora que están acá, no sabe cómo atenderlos.

Lea también: Récord en remesas para el cierre de 2018 en Colombia

Este es uno de los factores que hace que Colombia no se destaque en el Índice Global de Competitividad de Talento 2019, realizado por la escuela de negocios Insead, Adecco Group y Tata Communications y publicado durante el desarrollo del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Este escalafón es un referente anual que mide cómo los países y ciudades crecen, atraen y retienen el talento, ofreciendo una herramienta para que los responsables de las decisiones conozcan la imagen de competitividad del talento global y desarrollen estrategias para impulsar su competitividad.

Se evaluaron 125 economías y 114 ciudades en 68 variables y allí Colombia ocupó el puesto 65 y Bogotá el 85. A nivel latinoamericano al país lo superan Chile, Costa Rica, Uruguay, Trinidad y Tobago, Panamá y Argentina.

Para hacer esta medición se usan cuatro pilares: el primero es el del contexto, es decir, el entorno normativo y comercial, incluidos temas de competencia, prácticas de gestión y el funcionamiento de los mercados laborales. Los otros tres pilares son las palancas que facilitan la competitividad del talento y evalúan lo que hacen los países para atraer (pilar 2), crecer (Pilar 3) y retener (pilar 4) a los mejores.

A Colombia le va bien en el tercer pilar, por la calidad de sus universidades (dado el puesto que ocupan en rankings internacionales como el QS), la disponibilidad de aprendizaje durante toda la carrera profesional (esto incluye la oferta y la calidad de las escuelas de negocios, la existencia de firmas que ofrecen entrenamiento y desarrollo profesional), y el uso el redes profesionales virtuales como LinkedIn.

Lea también: Los 3 países de América Latina que más talentos atraen (y los que menos)

Por el contrario, en lo que el país está más rezagado es en el segundo pilar, es decir, en su capacidad para atraer talento. Esto se evidencia en que tiene poca población migrante (en este aspecto ocupa el puesto 118 entre 125), una limitada movilidad social (lugar 103), escasez de estudiantes internacionales (puesto 97) y bajas oportunidades de liderazgo para las mujeres (lugar 95). Pese a esto el país está bien posicionado en su tolerancia a los inmigrantes (puesto 44).

Con acento árabe

De acuerdo con este estudio, Bahréin, Kuwait, Catar y Emiratos Árabes Unidos son las naciones con la mayor cantidad de inmigrantes en sus economías, quienes probablemente viven allí atraídos por la industria petrolera. Así mismo, los Emiratos Árabes, Nueva Zelanda y Canadá son las naciones con mayor tolerancia hacia los migrantes.

En lo que respecta a la atracción de estudiantes extranjeros sobresalen Luxemburgo, Nueva Zelanda, Catar y, de nuevo, los Emiratos.

Pese a lo anterior Suiza es el líder del Índice Global de Competitividad de Talento, seguido de Singapur y Estados Unidos (los Emiratos Árabes ocupan el nada despreciable puesto 19).

El país europeo es el número uno gracias a su fuerte rendimiento en los pilares que mide este escalafón. Es el líder mundial en materia de retención y formación profesional y técnica y subcampeón en las variables que permiten crecer el talento.  Sus trabajadores, además, son los más dispuestos y los que tienen más facilidades para el aprendizaje a lo largo de toda su vida profesional.

Lea también: Competitividad: reversando el ‘modo cangrejo’

Los autores del estudio explican que los rankings más altos están asociados con mayores niveles de renta. Las políticas y prácticas que aportan competitividad de talento en países más desarrollados son menos susceptibles a las fluctuaciones políticas y socioeconómicas. Las economías de alta renta tienen la estabilidad de invertir en aprendizaje de por vida, reforzando las destrezas y atrayendo y manteniendo el talento global.

Por ciudades

Al analizar el talento por ciudades, las mejor calificadas son, en su orden: Washington, Copenhague, Oslo, Viena y Zurich. En América Latina la primera es Buenos Aires, seguida de Bogotá y Santiago de Chile.

Este informe confirma que los problemas de talento se han convertido en una preocupación principal para empresas, naciones y ciudades, pues el rendimiento del talento es un factor vital de crecimiento y prosperidad.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.