Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/2/2019 2:30:00 PM

¡Hora de aprovechar la diáspora colombiana!

Los colombianos en el exterior representarían hoy la según ciudad “virtual” más grande de Colombia. Un exDirectivo del Banco Mundial da algunas ideas sobre cómo Colombia puede potenciar la participación de la diáspora en el desarrollo del país.

La población de colombianos en el exterior asciende a cerca de 4,7 millones de connacionales, según estimativos del Ministerio de Relaciones Exteriores. Esto significa que más del 10 por ciento de la población de Colombia vive hoy fuera de Colombia y que esta diáspora colombiana – cómo se le denomina al pueblo que vive fuera de las fronteras de su país – sería la segunda ciudad (virtual) más grande de Colombia después de Bogotá.

Para muchos autores esto significaría una pérdida significativa de talento; sin embargo, para Parth S. Tewari, cofundador y quien fuera director de Práctica Global de Competitividad en el Grupo del Banco Mundial, con la visión de liderazgo apropiada, las políticas progresistas y el uso de la tecnología, “esto podría convertirse en una gran oportunidad para el país y los colombianos que viven afuera”.

Puede leer: Migración venezolana le pega positivo al PIB colombiano

Para este profesor, coautor del artículo seminal Brains Abroad de McKinsey y el libro Indios sin Fronteras, no es común que el 10 por ciento de la población de un país viva fuera de sus fronteras. Para poner esto en perspectiva, Tewari compara este dato con India que tiene una de las diásporas más grandes del mundo.

“Si el 10 por ciento de los indios viviera fuera de la India, el tamaño de ese grupo sería mayor que la población total de México. En la actualidad, alrededor del dos por ciento de los indios viven fuera de la India. Sin embargo, el país y su diáspora disfrutan de una relación mutuamente gratificante gracias a algunas medidas políticas proactivas y visionarias emprendidas en el pasado por el Gobierno de la India”, explicó Tewari.

Algo que contrasta con Colombia que ha tomado algunas medidas para involucrar a una parte de la diáspora con programas como "Colombianosune", pero no ha hecho lo suficiente para aprovechar estratégicamente su talento expatriado más amplio. Sin embargo, el cambio vivido por el país en las últimas dos décadas con las mejoras en seguridad hace que este sea un buen momento para involucrar estratégicamente a la diáspora más amplia en el desarrollo del país.

También lea: Los retos de Colombia con el aumento de su migración

Tewari propone algunas estrategias pues considera que “Colombia y su diáspora pueden crear un tremendo valor para ellos mismos y para otras partes interesadas en un acuerdo en el que todos ganan. Para Colombia y su diáspora, el momento de actuar es ahora”.

Reorientar las remezas

En 2018, los flujos de remesas hacia Colombia aumentaron el 15,33% y alcanzaron los US$6.338,8 millones, un record histórico y el mayor incremento de 33 países en América del Sur. No obstante, este dinero se gasta típicamente en bienes de consumo y agrega poco a la capacidad productiva de una economía. La propuesta del profesor es buscar que las contribuciones de los emigrantes también pueden impulsar la inversión empresarial y fomentar el crecimiento. Por ejemplo, mediante un fondo de inversión de impacto empresarial social de la diáspora que atrae a los expatriados colombianos para financiar el crecimiento de las empresas, al mismo tiempo que obtiene rendimientos sociales y financieros. Este vehículo puede invertir principalmente, pero no exclusivamente, en empresas sociales y pequeñas y medianas empresas que operan en sectores clave y progresivos, como salud, educación, energía limpia, inclusión financiera y agricultura.

Puede leer: Dependientes de las remesas

Transferencia de conocimiento y tecnología

Igualmente, importantes son las muchas formas no financieras en que los emigrantes comparten su conocimiento empresarial y su capital intelectual. En la actualidad, hay esfuerzos individuales como los que hace la Sociedad Colombiana de Radiología (ACR) tiene un webinar virtual el último martes de cada mes; los médicos de origen colombiano que viven en los Estados Unidos dan algunas de las conferencias. Sin embargo, estos esfuerzos son de una sola vez y aislados, se puede lograr mucho más mediante la sistematización y ampliación del proceso respaldado por una plataforma eficiente y efectiva.

Ampliar y profundizar las redes de emigrantes colombianos

A partir de la labor del programa Colombianosune, el país debe considerar la ampliación y profundización de las redes de sus emigrantes con la visión y el patrocinio del más alto nivel de liderazgo del país. Colombia necesita desarrollar planes metódicos, tanto como las universidades se conectan con sus ex alumnos y como organizaciones sin fines de lucro desarrollan relaciones con los donantes. Por ejemplo, mediante el desarrollo de un plataforma eficaz y eficiente que permite a los emigrantes intercambiar información fácilmente con su país de origen, e incentivos específicos que generan inversiones e iniciativas productivas económicas, culturales y sociales.

Crear el día de la diáspora colombiana

El Día de la Diáspora de Colombia (DDC) es una conferencia propuesta organizada para conectar al Gobierno de Colombia, los departamentos colombianos y otras partes interesadas con la diáspora colombiana en el extranjero. El DDC proporcionará una plataforma para que la diáspora colombiana se comprometa con los sectores público, privado, cultural y social y se familiarice con las políticas, los desarrollos y las oportunidades en la Colombia contemporánea. Tewari ayudó a poner en marcha el día de la diáspora en India y la American India Foundation bajo el liderazgo del presidente Bill Clinton. Hoy, el día de la diáspora india lleva 15 años en funcionamiento y ha desbloqueado innumerables oportunidades de ganar-ganar para el país, su diáspora y otras partes interesadas.

Mayores Incentivos y premios

La forma más efectiva de atraer inversiones de la diáspora colombiana en su país de origen es garantizar la seguridad, la igualdad de condiciones y un entorno empresarial sin trabas para invertir. Los formuladores de políticas deben considerar también incentivos no fiscales que aprovechen el deseo de la diáspora de verse apoyando a Colombia. Tales incentivos podrían incluir premios de alto perfil que reconocen y publicitan las contribuciones e inversiones de los emigrantes. Por ejemplo, un tipo de premio puede reconocer dólares de inversión; Y otros premios, puestos de trabajo creados. Para muchos expatriados exitosos, los honores de este tipo pueden ser un motivador principal.

En fin, de los 4.7 millones de migrantes, el 34.6% están ubicados en Estados Unidos, el 23.1% en España, el 20% en Venezuela, el 3.1% en Ecuador y el 2% en Canadá. El porcentaje restante ha escogido otros destinos que son menos frecuentes, como México, Panamá y Australia.

Al mismo tiempo, es importante señalar que el origen de estos migrantes corresponde en su mayoría a Bogotá con un 18.27%, Antioquia con un 13.79%, Valle del Cauca con 10.16%, Cundinamarca con el 5.56%, Santander con el 4.72% y Atlántico con el 4.47%.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.