| 1/24/2019 11:58:00 AM

Déficit de cuenta corriente y freno al gasto, las claves de 2019

El BBVA Research reveló sus proyecciones para Colombia durante este año y en medio de la desaceleración global, advirtió que para el país será clave mostrar cómo mejorar el balance fiscal.

Si hay algo en lo que coinciden las proyecciones de todos los analistas es en que 2019 será el año de la desaceleración global. La diferencia está en qué tan duro será este choque y cómo impactará a sus respectivos países.

En el caso de Colombia, según el BBVA Research, habrá mayor crecimiento que el año pasado, con un incremento de 3% del PIB, cifra que sin embargo es inferior a las estimaciones anteriores dados los nuevos eventos internacionales, y algunos sucesos nacionales.

Juana Téllez, economista jefe para Colombia del BBVA Research, agregó que en 2018 el país habría tenido un crecimiento económico cercano a 2,7%, que representa una variación del PIB de entre 2,9% y 3,3% para el cuarto trimestre del año.

Recomendado: Economía recuperará su ritmo de crecimiento este año

Las razones que llevarían a Colombia a crecer apenas 3% serán el contexto internacional que llevará a disminuir las exportaciones del país, así como un retraso en el crecimiento de la vivienda que no es de interés social, luego que el Gobierno eliminara el subsidio a la venta de clase media e incluyera dentro de la Ley de Financiamiento un impuesto al consumo para la venta de vivienda de más de $916 millones.

El equipo explicó que si bien la venta de vivienda de este rango en Colombia es muy baja, sí podría limitar decisiones de inversión de los constructores y retrasa así la manufactura del sector ya que, a diferencia de las viviendas de interés social, estas incluyen acabados y decoraciones que también impulsan el sector.

En la orilla contraria está el consumo de los hogares, que ha mostrado mejoría mediante el incremento de las ventas minoristas pese a los resultados globales de confianza del consumidor.

Téllez también destacó el comportamiento de la producción industrial, que ha mostrado un mejor desempeño que, a su vez, permite mayores inversiones impulsadas también por la posibilidad de descontar en la renta el IVA por importación de bienes de capital. Además, el uso de la capacidad instalada de la industria también es superior al de años anteriores.

Puede interesarle: Inflación en Colombia sería estable en 2019, según proyecciones del BanRep

Así las cosas, el BBVA Research espera que el consumo privado crezca 3,5% este año, mientras la inversión en construcción sería de 3,7%, impulsada por la construcción de obras civiles y hacia el segundo semestre por la vivienda también.

Pero no todo son noticias positivas. La aprobación de una Ley de Financiamiento que promete recaudar apenas $7,5 billones de los $14 billones recaudados obliga al Gobierno a hacer recortes en el gasto por $6,5 billones para este año y anunciar medidas fiscales adicionales para cumplir las metas de déficit fiscal de los años siguientes.

De acuerdo con los analistas del BBVA, estos anuncios no se darían sino hasta la segunda mitad del año mientras que los informes de las calificadoras de riesgo suelen darse entre abril y junio de cada año. La ausencia de anuncios podría motivar que alguna de estas agencias disminuya la calificación de Colombia, sin que esto signifique la pérdida del grado de inversión.

Otro punto clave será el déficit de cuenta corriente que nuevamente aumentaría y, aunque no llegará al pico de hace unos años, pasaría del 3,5% que se habría registrado en 2018 hasta 4,1%. En 2020 volvería a disminuir hasta 3,8%.

Lea también: El FMI recorta sus previsiones por el impacto de la guerra comercial

Dicho déficit obliga a la financiación internacional. En ese sentido, la entidad calcula que la Inversión Extranjera Directa que reciba el país este año sea equivalente al 3,6% del PIB, dejando sin financiación 0,5 puntos porcentuales del déficit. De allí la importancia de la emisión de endeudamiento que el Gobierno realizó el pasado miércoles.

El equipo advirtió que, como consecuencia de la desaceleración global, los flujos de capital en todo el mundo disminuirán y en Colombia el fenómeno se vería desde el segundo semestre de este año.

Como consecuencia, el peso podría sufrir valoraciones frente al dólar como las que ya se han visto en las primeras semanas del año y que mantendrían la tasa de cambio alrededor de los $3.100 hasta marzo o abril de este año.

Recomendado: Déficit de cuenta corriente vuelve a subir para el tercer trimestre

EDICIÓN 558

PORTADA

Cannabis medicinal: Colombia se vuelve potencia

Esta es una oportunidad dorada para que Colombia se convierta en uno de los mayores proveedores del mundo. Quiénes están detrás de estas inversiones y cómo crece el negocio.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.