Opinión

  • | 2018/08/09 00:01

    Crecimiento verde: El reto de unir la economía naranja con la economía circular

    Se ve atractiva y diferente la orientación programática de la economía naranja. Cautiva a los jóvenes, emprendedores, a los artistas y a muchos que alguna vez escucharon “¿en qué vas a trabajar si estudias eso?” (ejemplo: literatos, diseñadores, etc.).

COMPARTIR

No obstante, siempre me he preguntado, para qué el arte como instrumento de formación cultural. Y bien, aparte de llenar el alma y liberar la creatividad, ¿qué otra función cumplen? No quiero abrir un debate innecesario, pues la respuesta es que sí cumplen una gran función social y para nuestro entorno, si lo que transmiten busca generar algo positivo.

La creatividad, la estética y las expresiones artísticas son transformadores de percepciones, hábitos, conductas, normas y culturas, para bien o para mal. Lo explico: Si una canción, como expresión artística, envía un mensaje nefasto contra la mujer o incita un acto violento, siento que este tipo de arte no construye sino que destruye. No me interesaría ver este tipo de representación naranja que debería ser más bien tachada con un rojo.

¿A qué voy con esta reflexión? A que quiero ver verde en la economía naranja. Sí, quiero que las expresiones de arte, que la creatividad y la estética generen nuevos imaginarios sobre cómo nos relacionamos con el ambiente por medio de un consumo más responsable y sostenible. Esa es mi invitación para la agenda de gobierno que comienza, pero también para aquellos que van a ser beneficiarios de los incentivos y programas que se van a generar prontamente. Es por eso que este artículo tiene un fin y es hacer un llamado. En un país en donde la agenda ambiental cuenta con tan poco dinero, hay que buscar aliados anaranjados.

Visite: Carta para aquellos que quieren emprender pero no se atreven

¿Por qué una naranja verde?

El crecimiento verde es una apuesta para promover una transición hacia una economía más verde, sostenible y dentro de un modelo de desarrollo que genere menores emisiones de gases de efecto de invernadero. Si bien ya el tema está en la agenda pública (ejemplo: existe el CONPES 3934) aún hay mucho camino por recorrer en el país para generar sensibilidad y conciencia ambiental que se traduzca en hechos, en cambios en los patrones de consumo y de producción. Hay innumerables retos ambientales como la deforestación, la minería ilegal, la baja calidad del aire, la contaminación de suelos, etc. En otros artículos los analizaré por separado. Pero en este quiero generar un vínculo muy puntual entre el reto del sobreconsumo y la generación de residuos (porque está en nuestro día a día de manera muy directa) y aquello que nos inspira a tomar conciencia y acción. Aquí es donde veo el aporte de las expresiones artísticas.

Que en Colombia se proyecte una tasa de reciclabilidad del 17,9% para el año 2030 sigue siendo una meta poca ambiciosa. Europa proyecta un 65% de los residuos municipales y el 75% de los de empaques para el mismo año. Y si me anticipo a los comentarios “son otros contextos, no podemos comparar Europa con nuestra situación”, valga la oportunidad para decirlo: si seguimos pensando que no podemos y no tenemos con qué, si no somos ambiciosos y ponemos la vara alta, seguiremos como estamos. Es por eso que es necesario cambiar y eso lo empezamos a hacer si cambian nuestros imaginarios y percepciones.

Entonces es simple: ¿cómo logramos evitar la generación de residuos (diseño de productos sostenibles y consumo responsable) y gestionar los residuos y volverlos a incorporar en una nueva vida útil (reciclabilidad)? -esto es lo que se conoce a grosso modo como la economía circular-.  De muchas maneras, normatividad, incentivos económicos y motivación para que el querer consumir de manera diferente se convierta en un hecho real.

Si bien hay normatividades que emergen desde la autoridad ambiental para hacer más eficiente el modelo de la economía circular en el país, sigo viendo cómo los propósitos ambientales se desconectan de los elementos emocionales que motivan a las personas a reflexionar y actuar. Valoro el aporte de mis colegas biólogos, ecólogos, ingenieros ambientales y personas que estudiaron ciencias naturales, pero hoy en día siento que es tan o más importante que se sumen los artistas, humoristas, comunicadores, diseñadores y filósofos en este reto de cuidar nuestro entorno natural.

Recomendado: Nos educan para hacer dinero

Más allá de las normas, necesitamos una explosión de creatividad para tener modelos de innovación basados en la bioeconomía en el país. Necesitamos más emprendedores sostenibles que generen soluciones ambientales innovadoras. Pero también, necesitamos una avalancha de inspiración para conectar el mercado con la realidad social y ambiental del país. Que los consumidores se conecten emocionalmente con aquellos que producen productos y servicios sostenibles, que en casa se viva un ambiente de sostenibilidad.

El arte transforma los imaginarios individuales y colectivos, por ende, puede transformar hábitos en la manera como producimos y consumimos. Cierro este artículo haciendo una aclaración. No pido ahora que todas las canciones sean sobre temas ambientales, que todas las aplicaciones tecnológicas respondan a retos ecosistémicos, que todas las obras de arte en galerías sean sobre paisajes conservados ¡No!, muy aburrido y fanático sería pretender que el arte como herramienta de construcción cultural se minimice al tema ambiental. Pero sí que de manera sutil, con una palabra, una frase colada, una imágen o lo que sea, se ponga a reflexionar a las personas sobre su rol para conservar nuestro entorno natural estemos donde estemos (hogar, oficina, en la rumba, como turistas, etc.).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 548

PORTADA

Ranking de las empresas más innovadoras de Colombia en 2018

Ranking de las empresas colombianas más innovadoras según un estudio que lideran la Andi y la Revista Dinero. Encabezan las firmas industriales y de Medellín. Bogotá es la región con más compañías evaluadas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.