Opinión

  • | 2017/12/17 07:49

    Suéltame por favor de tanto paradigma

    En las Organizaciones se cruzan los paradigmas culturales de la propia Empresa, con los sociales del país y adicionalmente los individuales del Líder de turno. Las Corporaciones son subjetivas, pueden tener modelos, metodologías, políticas, pero al final son manejadas por seres humanos, por tanto, tienen toda la carga de sus posibles errores y aciertos.

COMPARTIR

Los años me han llevado a entender el tema de los paradigmas de una manera diferente. Me gusta la definición de Thomas Kuhn, (físico, historiador y filósofo de la ciencia estadounidense, conocido por su contribución al cambio de orientación de la filosofía y la sociología científica en la década de 1960) ya que afirma que el paradigma es "una completa constelación de creencias, valores y técnicas, compartidas por los miembros de una determinada comunidad".

En las Organizaciones se cruzan los paradigmas culturales de la propia Empresa, con los sociales del país y adicionalmente los individuales del Líder de turno. Las Corporaciones son subjetivas, pueden tener modelos, metodologías, políticas, pero al final son manejadas por seres humanos, por tanto, tienen toda la carga de sus posibles errores y aciertos.

Visite: Sé parte del éxito de las multigeneraciones

Creo que uno de los principales riesgos de una Organización es la parálisis paradigmática. No es una enfermedad física más bien mental, se puede presentar en cualquier ser humano sin importar raza, genero o posición social y básicamente lo que busca es convertir el paradigma en el paradigma único

Es normal que deban existir modelos de control, patrones que ayuden a tener reglas que definan limites y comportamientos. Pero cuando se crean estructuras mentales que no permiten dudar respecto de la validez del paradigma podría volverse un serio problema que lleva a desmotivación de los empleados, perdida de talentos, decrecimiento en los indicadores financieros y falta de productividad.

Una de las cosas que me parece mas riesgosa es la falta de credibilidad. He conocido Empresas que dan un discurso y sus actos no se alinean con lo que hablan.  Pregonan por ejemplo la diversidad, la necesidad de trabajar con perfiles y estilos diferentes, pero a la hora de la verdad terminan castigando a aquellos que son disruptivos frente a la Organización. No hablo de irreverencia gratuita, hablo de que la innovación, la honestidad y el ser directo se castiga de manera fuerte.

Hace poco también vi como una empresa norteamericana quería un perfil distinto para un cargo de un área de Soporte. En el proceso participaron también personas de Operaciones, Marketing y Comercial. Lo increíble es que cuando un amigo participó en el proceso (el tenía mucha experiencia como Director de Unidad de Negocios) no quisieron creerle su interés de cambiar de área y lo descartaron. Al fin que? Quieren a alguien diferente o quieren mas de lo mismo?

La generación millenial cree firmemente que puede hacer cambios en sus paradigmas. Si un día quieren pasar de Finanzas a Marketing le apuestan pensando que tal vez les guste o tal vez no. Pero para las mentes con parálisis paradigmática el tema se vuelve “este chico ni sabe que quiere” “ no veo un compromiso claro de este profesional”….en este caso la Organización se está perdiendo una oportunidad de tener a alguien con Talento en otra área o de ver como puede ser el modelo de pensamiento de un lado a otro.

También he visto como despiden gente por temas que de fondo es no tener exactamente el perfil emocional o personal que esperan los líderes. Que miopía mas grande ya que un líder no castiga ni manda callar. Un líder empodera, permite la diferencia escucha y hace que la gente y el negocio crezcan. Pero mandar matar a los que no están de acuerdo ocurrió en épocas ancestrales con monarquías enfermas por el poder.

Reflexión corta pero profunda a todos los líderes para que no caigan en la parálisis paradigmática. Si Colón hubiera caído en ella jamás hubiera descubierto América…simplificación, volvamos a lo básico con altura, sentido común y mucho respeto por los empleados.

Recomendado: Quiero ser CEO

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación