Opinión

  • | 2018/02/23 00:01

    Sostenibilidad es rentabilidad

    Pensar en el desarrollo sostenible del país no es cuestión de neo-hippies sino un asunto corporativo de alto nivel.

COMPARTIR

El sector financiero siempre ha sido reconocido como uno de los más rentables y competitivos a nivel mundial; el colombiano no es la excepción y nuestro sistema bancario se precia de ser uno de los más sólidos del mundo gracias al duro castigo de cartera y al estricto manejo de las provisiones. Con grandes inversiones y altos retornos, su negocio parece resuelto, entonces ¿por qué piensan en la sostenibilidad?

La pregunta me surgió a raíz del Congreso de Sostenibilidad de Asobancaria, que en su segunda edición reúne no solo a los líderes de las áreas de Responsabilidad Social Corporativa del sector, sino también a tomadores de decisiones del ‘negocio de la banca’. Para entender ese ‘porqué’ conversé con Isabel Mantilla, Directora de Educación Financiera y Sostenibilidad de Asobancaria.

“Pensar en sostenibilidad es actuar en pro de la rentabilidad del negocio”, fue una de las certeras afirmaciones de la ejecutiva respecto de la pertinencia del evento – y de su área –. La sostenibilidad, mal entendida, puede resumirse en acciones para proteger el medio ambiente mientras se ejecuta el core del negocio; y digo mal entendida porque esta es apenas una de las posibilidades del actuar sostenible.

Le recomendamos: ¿Y si vemos la educación como un negocio?

Trabajar en una organización que comparte los ideales de ‘salvar al mundo’ de sus colaboradores y hacer parte de procesos de producción limpios y con impactos positivos sobre los stakeholders, se convierten en factores de reducción de la rotación y de atracción de talentos. Hacer gestión efectiva de los residuos electrónicos, promover la educación para un consumo responsable o impulsar el avance de los emprendedores que con soluciones innovadoras y basadas en nuevas tecnologías apuestan por una economía más colaborativa e inclusiva, generan beneficios tributarios a la vez que se demuestra cómo la sostenibilidad está inmersa en el negocio mismo.

Asobancaria demuestra con el ejemplo su compromiso con el avance del país. El Protocolo Verde Ampliado, que congrega no solo a los bancos sino a otras entidades del sector financiero, confirma que hay inversionistas atraídos no solo por la tasa de retorno sino por el desarrollo sostenible, quienes ven oportunidades rentables en abrir líneas de créditos verdes y en la emisión de bonos de compensación ambiental, para mencionar un par de ejemplos.

Pensar en el desarrollo sostenible es entender cómo tomamos más y mejores decisiones para el negocio, sin causar efectos negativos en nuestro paso por la Tierra y sus comunidades. Para ello es necesario dimensionar los alcances que gobiernos, organizaciones y personas tenemos, y, en simultánea, debemos entender cómo los apalancadores de los negocios, como la transformación digital, pueden ayudar en esta causa.

No se pierda: Esclavos tecnológicos

Datos abiertos para la toma de decisiones en salud, analítica predictiva para mitigar los efectos del cambio climático, opciones de formación abierta y en línea para promover el consumo responsable, políticas en contra de la obsolescencia programada y hasta partes de hardware biodegradables son pequeñas muestras de que es compatible un mundo que vive en economía digital y piensa sostenible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 544

PORTADA

5.000 empresas: Dos décadas de evolución empresarial

Hace 25 años nació Dinero y para esta edición hemos querido traer no solo 25 historias empresariales que ejemplifiquen las transformaciones que han tenido las compañías en Colombia –a través de 5 grupos–, sino también la evolución del ranking en estos últimos años.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 544

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.