Opinión

  • | 2018/01/22 00:01

    Siemens y su innovación para sobrevivir

    Una de las caras menos visibles dentro del desarrollo empresarial es la complementariedad que ejerce la investigación y desarrollo sobre los modelos de negocio y sus altos retornos. El empresariado colombiano debe empezar a moldear un perfil que le apunte a la innovación.

COMPARTIR

Las empresas colombianas rara vez se rigen por modelos en donde la inversión en investigación y desarrollo (I&D) sea la clave del éxito. Por lo general, en el empresariado persiste una gran aversión al riesgo por el desconocimiento de las bondades que ejerce la I&D sobre la formación y la evolución. Incluso, como hemos visto recientemente, esto también se presenta en el sector público.

Infortunadamente, aún no adoptamos una filosofía en la que los empresarios tengan claridad y pleno conocimiento de las ventajas que tiene el hecho de invertir en personal más capacitado, tecnologías modernas, aumento de la capacidad instalada, grupos de investigación, proyectos especializados, entre otros. Cada uno de estos son factores fundamentales para dar un paso hacia un perfil empresarial más sofisticado que adopte mejores formas de hacer las cosas.

Las empresas de talla mundial han sabido diferenciar los gastos de las inversiones que han sido la base desde la cual ha despegado su negocio. En Colombia aún no ha sido posible establecer una filosofía empresarial que impulse al empresario a quitarse la idea de que las inversiones en I&D llegan a convertirse en gastos innecesarios que nunca retornarán en forma de ingresos a las compañías.

Recomendado: Inteligencia artificial ¿para todos o para todo?

Hace muchos años, en Colombia dejó de sonar fuerte el nombre de la alemana Siemens que, en la década pasada, fue una de las marcas de tecnología que más logró posicionarse en nuestro mercado. Y aunque ha perdido fuerza en nuestro país, no ha modificado su foco en donde la I&D es su core, logrando sobrellevar una dura competencia dentro del mercado de tecnología en el que se desarrolla.

De hecho, el conglomerado no sólo se desenvuelve en el sector de comunicaciones, sino también en sectores como el industrial, energético y hasta en el desarrollo de infraestructura. En cada uno de estos, el componente de la innovación es trascendental para subir dentro del escalafón de las empresas más reconocidas en todo el mundo, siendo incluso un referente gigantesco.

Algunos de sus proyectos más relevantes jalonados por la I&D han sido el desarrollo de plantas de calor y energía alimentadas por un sistema integrado de derretimiento de nieve, los streetcars como solución a los problemas ambientales y de movilidad (estructura similar a un Transmilenio, pero con funcionamiento parecido a un tranvía) y alternativas medioambientales para la elaboración de productos como el cemento, el vidrio y las baterías de autos. En sí, ofrece varias soluciones específicas para otros mercados donde se necesitan soluciones a los problemas cotidianos.

La generación de valor que viene adherida a este tipo de inversiones es un aspecto que debe explotarse al máximo por el constante dinamismo que mantiene el sector. La innovación lo es todo; es el factor diferenciador entre las compañías tecnológicas. Siemens tiene esto muy claro, y quiere sacar todo el provecho posible para medirse con compañías como Google y Amazon, dos gigantes que hacen parte de la lista de las empresas más valoradas del mundo.

Por lo pronto se sabe que Siemens planea invertir 5.600 millones de euros (más de $19 billones aproximadamente) durante 2018 en, única y exclusivamente, I&D. Esto supone un incremento de alrededor del 8,7% respecto a lo gastado para el mismo rubro el año pasado, todo para responder a su estrategia de acelerar sus procesos de innovación. En paralelo, se especula que sus ingresos han aumentado también un 8%.

Puede interesarle: Si fuera por economía, Colombia casi no clasificaba al mundial

Asimismo, la compañía creó su propia plataforma, conocida como Mindsphere - en la nube del internet de las cosas - gracias a la cual ha establecido 20 centros que se encargan de desarrollar aplicaciones digitales para los clientes del sector industria, localizados en 17 países diferentes que cuentan con casi 900 desarrolladores de software, especialistas en datos e ingenieros de disciplinas relacionadas. Siemens es una compañía que emplea a 350.000 trabajadores en todo el mundo, de los cuales el 12% – 15% están dedicados a la I&D.

En Latinoamérica, México es uno de los países con los que Siemens ha trabajado fuertemente para sacar adelante varios procesos de innovación tecnológica, impulsando durante 2017 la iniciativa Alianza México 4.0, que cuenta con la participación de empresas líderes de la industria y la manufactura para fortalecer su competitividad nacional y desplegar su capacidad a niveles internacionales. El acuerdo inicial entre la alemana y la Secretaría de Economía de México para sacar estos proyectos adelante, rondó la suma de $114 billones.

En nuestro país, Siemens se ganó el año pasado el contrato para modernizar los semáforos de Bogotá dentro del Consorcio Movilidad Futura 2050, junto a Sutec Sucursal Colombia S.A. Este sistema de semaforización inteligente demandará una inversión de $173.000 millones y se espera que reduzca un 30% en el tiempo promedio en los principales corredores viales al controlar el tráfico en tiempo real. De igual forma, se prevé que Siemens también participe junto a la organización AES en la instalación de un complejo que sirva como fuente de abastecimiento eléctrico para la Costa Caribe.

Algo debe decirnos el hecho de que una empresa de talla mundial venga con soluciones inteligentes a atender las necesidades regionales de nuestro país: hay oportunidades de implementar soluciones innovadoras y rentables en nuestro propio territorio. Sin embargo, nuestro empresariado no percibe estas oportunidades y, lo que es más grave, no cuenta con la capacidad para responder a estas oportunidades. Aún nos falta enseñarle al empresario que invertir en I&D da retorno a su idea de negocio, le atribuye un desarrollo y le brinda una supervivencia empresarial sostenible en el tiempo. Estas empresas internacionales deben servirles como punto de referencia para que sean modelos a seguir.

Lea también: Adiós a la mala fama del Made in China

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación