Opinión

  • | 2019/01/23 00:01

    ¿Qué tan riesgosos nos vemos en realidad?

    En medio de todo el ruido que ha traído el Brexit en Europa y la aparente desaceleración del sector manufacturero en China, esta semana me parece importante revisar como los mercados perciben a Colombia en términos de riesgo, comparado contra otros países en la región utilizando el CDS spread.

COMPARTIR

Ha sido un inicio de año bastante complicado para grandes economías, desde el shutdown del gobierno en Estados Unidos, hasta la aplastante no aprobación de la propuesta de acuerdo para el Brexit por parte del parlamento inglés, pasando por decepcionantes datos del sector manufacturero en China y Alemania, el escenario parecería no pintar muy bien. Sin embargo, en medio de esta tormenta creo que es importante analizar cómo están percibiendo el riesgo de las economías emergentes en Latinoamérica los mercados, en especial Colombia, y ver cómo la coyuntura mundial puede afectarnos, para lo cual utilizare el CDS como medida de análisis.

Riesgo en LATAM

En el gráfico 1 se puede ver la comparación del CDS spread para los bonos a 10 años de Colombia, Brasil y México para hacernos una idea de donde estamos en términos comparativos a dos grandes mercados de la región de Latinoamérica o Latam. El CDS spread se refiere a aquella prima de riesgo adicional que se cobra en un contrato financiero derivado llamado el Credit Default Swap (CDS) y es dicho de una forma muy simple, cuanto tengo que pagarle a una contraparte para que asuma la pérdida de un título si se llegara a presentar.

En el caso del gráfico 1 estas primas se refieren a los bonos públicos con vencimiento de 10 años para los tres países y la forma de leerlo es que entre más alta la prima mayor es el riesgo que el mercado percibe asociado precisamente a esos títulos. Este valor se mide en puntos básicos, donde un punto básico o Pb equivale a 0,01% por lo que en caso de Brasil alcanzó un valor máximo 404 Pb o 4,04% en septiembre del año anterior originado por un aumento en la incertidumbre de las elecciones a raíz del atentado que sufrió el en esa época candidato Jair Bolsonaro.

Le puede interesar:  Caída de la producción industrial en Alemania: ¿perdiendo los refugios?

Es claro entonces que para el caso Brasil, como se ve en el gráfico gran parte del efecto de aumento en su percepción de riesgo se deriva de la incertidumbre de las elecciones presidenciales, pero con la elección de Jair Bolsonaro el mercado parece haber ido recuperando la tranquilidad y el CDS ha retornado a niveles muy cercanos a inicios del año anterior.

Y es que el tema de las elecciones no solo afecto a Brasil este año, sino también a México y puede verse el aumento en el CDS en el mes previo de las elecciones presidenciales del 1 de julio que dieron como ganador a Manuel López Obrador. A diferencia de Bolsonaro en Brasil, los mercados han estado muy cautos respecto a la postura política de López Obrador y es por eso que ante su decisión de cancelar el megaproyecto del nuevo aeropuerto de Ciudad de México se ha exacerbado la percepción de riesgo nuevamente llevando al CDS a un máximo de 240 Pb al cierre de noviembre.

¿Y Colombia qué?

Colombia no ha estado exenta de su dosis de volatilidad en 2018, en términos del CDS Spread tal y como puede verse en el gráfico 2, existe un aumento importante del CDS spread hacia el final del año anterior, lo cual se deriva en gran medida de todo el ruido generado alrededor de la ley de financiamiento. Este ruido no solo se generó por la ley en sí, sino que en su momento puso a dudar sobre la efectividad del gobierno de Iván Duque para pasar grandes reformas por el Congreso, pero con la aprobación de la ley de financiamiento parece haber vuelto la tranquilidad a los mercados con una importante corrección de casi 20 puntos básicos en el CDS.

Le sugerimos: 2019, reorganizando el rompecabezas

Otro efecto que es interesante es que durante los últimos meses del año a pesar de la volatilidad del CDS el apetito por los TES aumentó mostrando una reducción en la tasa (equivalente a un aumento en el precio) durante noviembre y diciembre. Vale la pena mencionar que este aumento del apetito se dio por los agentes locales en especial el Ministerio de Hacienda que fue el mayor comprador en el 2018 pero también por los fondos extranjeros que cerraron el año con alrededor del 26% del total de los TES en sus portafolios.

Si bien la calificación crediticia de Colombia se mantiene perspectiva estable es importante no perder de vista otras medidas de riesgo asociadas a la deuda del país como el CDS spread que permiten medir el sentimiento del mercado, y tiene la gran ventaja de adaptarse de forma muy rápida a las cambiantes percepciones de los inversionistas. Es claro que esta medida se ajustó a la incertidumbre generada mayormente por factores locales bien sea las elecciones en Brasil y México o la ley de financiamiento en Colombia, pero también es cierto que el aumento de percepción de riesgo mundial es un telón de fondo en la forma como los inversionistas reaccionaron a dichos factores. Así que apoyándonos en ambas medidas de riesgo se tiene un panorama más completo y adaptado de qué tan riesgosos nos vemos en realidad.

Lea también: ¿Para qué nos sirven los índices bursátiles?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.