Opinión

  • | 2017/08/18 00:01

    ¿Por qué haces el trabajo que haces?

    Un alto porcentaje de profesionales no encuentra sentido a su trabajo.

COMPARTIR

Una gran parte de los profesionales que he encontrado últimamente, tienen un extraño impulso por enviar su trabajo a la porra y de darse golpes en la cabeza contra el monitor de sus computadores.

Y esto, en la gran mayoría de los casos es porque han tenido para seguir consejos como: “no te preocupes si te gusta o no el trabajo, lo importante es la experiencia para ponerla en el currículum”. Ese es el peor consejo que cualquier profesional podría aplicar, hace un tiempo leí un consejo diferente y mucho más acertado: “Tomar trabajos para tener hoja de vida, es como ahorrar sexo para la vejez”, una sabia filosofía planteada por el empresario Warren Buffett.

Las estadísticas de estudios recientes, realizadas por diferentes firmas, sobre la satisfacción de las personas en su trabajo, arrojan que un alto porcentaje no está a gusto.  

Basado en todo este panorama, me he puesto en la tarea de averiguar la diferencia que existe entre los profesionales que hacen su trabajo con pasión, los que quieren cambiar el mundo y que se despiertan inspirados cada día; en contraste con los que llevan una vida silenciosa de desesperación, aquellos que aun anhelan con encontrar un trabajo que los apasione y que quieren saber con total certeza cuál es su vocación.

También le puede interesar: Jefe no me presione estoy en estado creativo

He hecho una profunda inmersión en estudios, investigaciones, entrevistas, cursos y libros sobre la relación de “propósito y carrera”, para así entender razones y justificaciones del tema.

Al hacerlo, varios profesionales me preguntaron si estaba involucrado en temas de carrera y desarrollo profesional, me invitaban a almorzar y a escuchar las razones por las cuales no les gustaba su trabajo; aceptaba el almuerzo, pero con una advertencia previa, les informaba que la tasa de abandono laboral posterior al almuerzo era muy alta.

Por una extraña razón la gran mayoría decidió abandonar su trabajo y comenzar por cuenta propia, y digo extraña porque nunca lo hice con esa intención, ni sé si debería sentirme orgulloso de esto. Pero todo empezaba por una pregunta simple: ¿por qué haces el trabajo que haces? a la que la gran mayoría respondía: “no lo sé, es lo único que hay” o “porque no tengo otra opción”.

Me di cuenta de que muchos profesionales suben por la escalera que alguien les tendió en algún momento y les indicó que subieran, pero terminaron apoyándola contra la pared equivocada o lo que es peor, en ninguna pared.

A medida que me reunía con estos profesionales, seguíamos observando que el problema era constante y ascendente, así que después de varios encuentros nos fuimos dando cuenta de tres características que las personas que viven apasionadas por su trabajo tienen en común, y que voy a resumir porque han servido como refuerzo al grupo de los “desesperados”.

La primera característica de los que disfrutan su trabajo, es que se conocen y se comprenden a ellos mismos, saben lo que buscan y nunca pierden de vista sus objetivos, sabiendo que es algo que nadie hará por ellos. Estas personas saben que no hay un título universitario en pasión, propósito y carrera, por eso buscan adentro no afuera, conociendo sus fortalezas y teniendo claro lo que desean hacer y lo que la gente les agradece por hacer.

Lea también: Dejemos de llamar líderes a quienes no lo merecen

La segunda es que este grupo de personas sabe cuál es su jerarquía para la toma de decisiones y se preocupan más por su familia, su salud y las personas que los rodean, que, por sus logros, éxitos y esas cosas. Conocen las prioridades para tomar decisiones y para saber cómo moverse, así no se “venden” a cualquier causa y menos una sin sentido alguno.

La tercera y última característica, es que se rodean de personas que también viven apasionadas por lo que hacen, pues no hay camino productivo más grande para llegar donde uno quiere estar, que el que se recorre en compañía de gente que tiene el mismo pensamiento y objetivo. Es necesario asimilar el conocimiento y compartirlo, tener experiencias conjuntas que se puedan aplicar a la vida profesional y siempre tener un “tiempo positivo” que le dé sentido a lo que se está haciendo.

Le sugerimos leer: Mi jefe me desmotiva

Es necesario escribir qué nos inspira y no me refiero a un detalle de vida, pero sí de tomar nota de aquello que nos mueve y nos motiva; con el tiempo se tendrá un archivo que podremos consultar cuando estemos buscando nuestro trabajo soñado o un nuevo rumbo para nuestra vida.

Cuando todo lo anterior se ponga en marcha, se podrá experimentar lo que en realidad significa el éxito en la vida laboral, sin las anteriores características sería muy difícil lograrlo, pues: “tendrían el guion de lo que quieren hacer, pero subiendo una escalera equivocada”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación