Opinión

  • | 2018/03/02 00:01

    Pensemos en grande

    A los colombianos nos llegó la hora. No la hora del populismo ni del socialismo, la hora de pensar en grande y de sacar al país de este marasmo en que nos encontramos. Vamos a tener que hacer apuestas duras, pero estoy seguro que cambiaran nuestro futuro y el de todos nuestros compatriotas para bien.

COMPARTIR

Cuando revisamos la situación fiscal y económica nos damos cuenta que estamos encarcelados y maniatados. Es difícil poner la economía a crecer -lo que necesitamos para generar empleo y desarrollo- porque tenemos unos niveles de impuestos muy altos, un nivel de endeudamiento complejo y muchos inamovibles que nos dejan sin capacidad de reacción. En pocas palabras, tenemos un motor que funciona, pero que está pasando aceite.

Por cuenta de lo anterior nos llegan estas corrientes ideológicas y económicas de izquierda que, en realidad, no son más que populistas y botan cifras al aire sin ningún sustento. El problema, es que estas ideas van calando en las personas al punto que el candidato que va primero en las encuestas nos quiere llevar a un sistema asistencialista y estatista que no funcionó en Venezuela, aun teniendo inmensas sumas de dinero por cuenta de su petróleo.

Por eso, creo que debemos asumir riesgos, hacer lo que los mecánicos llaman un “estartaso”, pero a la economía. Con aguas tibias seguiremos sobreaguando y manteniendo crecimientos mediocres, desempleo bordeando el 10% y una informalidad escandalosa.  Estas ideas de las que hablaré a continuación no son nuevas y han funcionado en otras economías.

Lae también: El problema es el indio no la flecha

Uno de los principales problemas que tenemos es la rigidez de nuestro gasto, y el tema pensional es cada vez más preocupante. El hecho de tener el doble esquema pensional funcionando paralelamente nos ha venido generando una inequidad muy grande. No es justo que dos personas que hayan entrado a trabajar el mismo día, con el mismo salario y que se pensionen al tiempo reciban diferentes pensiones por cuenta del modelo donde cotizaron. Es por eso que el sistema para definir la pensión en el sistema de prima media se debe revisar, hoy en día es el 75% del promedio de los salarios de los últimos diez años, pero este debe ser un porcentaje menor, que este acorde con la inflación y con las tasas de interés actuales. Es injusto que los colombianos paguemos impuestos para entregar pensiones inequitativas a unos cuantos.

La inversión extranjera directa no está llegando. Hace cuánto que no se establece una empresa en nuestro país que genere nuevos empleos y centros de desarrollo. Es más, muchas compañías establecidas han trasladado a otros países sus plantas buscando eficiencias e impuestos más coherentes. Es por eso que debemos fomentar esa inversión extranjera en determinados sectores como, por ejemplo, el tecnológico y el industrial, dándole beneficios a las empresas de acuerdo a la generación de puestos de trabajo, a los lugares donde se asienten, etc. Pero eso no es todo, lo más importante es que les demos tranquilidad jurídica y tributaria de manera que sus inversiones sean para rato.

Aunque hemos avanzado bastante con nuestras vías a raíz de las 4G, las vías secundarias y terciarias se encuentran en pésimas condiciones y así nuestro campo y nuestros productos agropecuarios nunca serán competitivos. Es importante fomentar un modelo en que, por cuenta del aumento de los años de las concesiones, estas se hagan cargo de parte de estas vías. Hoy en día los departamentos no tienen como mantenerlas.

Puede interesarle: Subsidiando a los ricos

Nuestro campo está olvidado y se está envejeciendo, los jóvenes no quieren quedarse a trabajar ahí y esto pone en riesgo nuestro futuro. La principal razón para que esto ocurra es el precio que le damos a nuestros campesinos por su producto, ellos son los que menos ganan en la cadena de valor y son los que más riesgo asumen. El clima, la semilla y los insumos no se ven reflejados en lo que reciben, por eso mejorarles la comercialización de sus productos es muy importante para que el intermediario no sea el único que gane. Hoy en día existen mafias que controlan esa comercialización y que no han sido atacadas por el Estado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 543

PORTADA

Hidroituango: ¡Cuánto nos va a costar!

Este proyecto no solo puede convertirse en la peor tragedia del país. En materia económica están en riesgo más de los $9 billones invertidos hasta ahora. Estas son las cuentas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 543

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.