Opinión

  • | 2019/03/11 00:01

    ¿Para dónde va el turismo mundial en 2019?

    El turismo ha creado una base muy sólida para fortalecer el crecimiento económico mundial. Por ello es muy importante reconocer su relevancia sectorial e identificar algunas de las megatendencias turísticas que nos llevarán a tomar un nuevo rumbo en este 2019.

COMPARTIR

Siendo uno de los sectores de mayor crecimiento y más prometedores a nivel mundial, el turismo se ha mantenido bajo la lupa de la economía sectorial. Impulsando las exportaciones, estimulando el consumo interno, generando millones de empleos y considerándose como un gran centro de atracción inversionista, vale la pena echarle un ojo a cómo se han venido moviendo las tendencias de viajes alrededor del mundo.

Actualmente, el impacto económico de los viajes y el turismo no es nada despreciable. En 2017, representó el 10,4% del PIB mundial y significó el 9,9% de los empleos totales. Para el año pasado, su contribución al producto orbital aumentó un 4%, y un 3% en materia de empleos. Y no es para menos sabiendo que las inversiones mundiales en la materia ya alcanzan, muy de cerca, los USD$1.000 billones.

Debe tenerse claridad en que, a pesar de que se considere un sector de un exponencial y rápido crecimiento, no está exento de la innovación y una constante transformación, para suplir las necesidades que le demanda su tan diverso mercado.

Por ello, el año pasado Euromonitor Internacional se tomó el trabajo de lanzar un análisis para dar con algunas de las megatendencias que están redefiniendo el mundo de los viajes, y el comportamiento de las tendencias turísticas actuales. Para este caso, logró agrupar dichas tendencias a raíz de comportamientos compartidos a nivel regional.

En el caso de América Latina, se establecieron tendencias a la “premiumización” y una reinvención de las compras, patrocinada por la una clase de premisa empírica referente a que los consumidores son viajeros por un periodo limitado de tiempo (pocas veces al año). Por ende, muchas marcas ven en el sector turístico una oportunidad perfecta para la inauguración de nuevos puntos de venta o de diversos tipos de restaurantes, ya que podemos vanagloriarnos de nuestra inigualable gastronomía.

Le puede interesar: Fútbol femenino en Colombia: ¡dejemos el machismo!

De igual forma, se evidenció también que en la región la economía del acceso está en auge. Esto, sencillamente, se refiere a un modelo de negocio en donde los productos y servicios pueden disfrutarse pagando por un acceso limitado, en vez de poseerlos directa e indefinidamente. Aspecto en el cual las plataformas tecnológicas han ganado relevancia, pero no la suficiente.

Lo más usual ha sido el uso de plataformas para reservar con anticipación un alojamiento privado y por un corto periodo de tiempo (como Airbnb o Trivago), la reserva de transporte (con aplicaciones tipo Uber - Cabify), la participación de una visita guiada (con Vayable) o la degustación de una buena gastronomía local (con ayuda de EatWith o Tripadvisor). Sin embargo, se dice que este es un terreno aún poco explorado y con mucho potencial.

Ahora, si comparamos tendencias con otras regiones, la estrategia turística varía ampliamente, y de forma mucho más notoria, entre economías como la nuestra y economías más desarrolladas. Por ejemplo, algunas de las tendencias en Asia y Europa son las experiencias saludables a través de la conexión con su consumidor, hospedajes con preocupación medioambiental y el contagio del movimiento -JOMO- como la alegría y el placer de perderse planes, de vivir sin prisa, de vivir el momento y sin constante ansiedad.

En el caso colombiano, las cifras van en aumento y tomando un muy buen ritmo. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), los primeros tres meses del año son cruciales para Colombia; el año pasado llegaron alrededor de 1.440.000 extranjeros a nuestro país, un 46% más en comparación con el 2017.

Es decir, que durante enero-marzo ingresa al país entre el 35% al 40% de la cuota total de extranjeros al año. Para 2018 se estimaron un poco más de 4,2 millones, representando un incremento total del 8% respecto al año anterior. Aspectos, como el aumento de terrenos de oferta turística, una tasa de cambio favorable, la ampliación de la oferta de aerolíneas, potenciaron esta subida. Por ende, puede decirse que el turismo colombiano pasa por un gran momento, pero no hemos de olvidar que aún se mantienen aspectos para potenciar mucho más un crecimiento que podría ser más que exponencial.

Le sugerimos: Liga de Fútbol Colombiana ¿la cuarta mejor del mundo?

Procolombia desde el año pasado, ha especificado 5 ejes dentro de los cuales cree que se mantendrán las futuras tendencias, no solo en Colombia sino en diversas partes del mundo. La más reconocida, y fácilmente identificable por clientes, ha sido el “one stop shop”, una especie de ventanilla única que consiste en tener en un solo lugar todos los servicios que pueda requerir el usuario, tal como las que mencionamos antes; es decir, la reserva de hospedajes, la adquisición de paquetes turísticos, reservas o rentas para transporte, y hasta la compra de tiquetes aéreos.

Los otros ejes refieren a la importancia de la tecnología con un auge de las aplicaciones móviles para este mercado, la influencia de las búsquedas por voz, la realidad aumentada, y hasta Blockchain desde una perspectiva de almacenamiento de la información, y la posibilidad de hacer diversas transacciones de manera descentralizada.

Por lo pronto, Colombia tuvo la oportunidad de exponer una amplia vitrina turística en la feria del sector turístico ITB de Berlín, celebrada desde el pasado 6 de marzo. Una oportunidad perfecta para exhibir nuestra gran oferta vacacional, con la esperanza de lograr captar un poco más del mercado turístico internacional.

Lea también:  Un diagnóstico mórbido de la competitividad

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 560

PORTADA

¿Llegó la hora del fracking en Colombia?

El país debe decidir pronto. La ausencia de nuevos descubrimientos pone en problemas las prospectivas de autosuficiencia petrolera. Si le dice no al fracking, hay que buscar el reemplazo de unos US$24.000 millones en exportaciones y por lo menos $10 billones en ingresos fiscales.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.