Opinión

  • | 2015/07/07 05:00

    El eslabón que hace falta

    Hace un par de días estuve conversando en Panamá con un grupo de emprendedores en una de nuestras reuniones de networking en CoworkingPTY. Hace un mes la conversación la tuve en Medellín con un grupo muy similar, los temas se repiten no importa en qué lugar de latinoamérica nos reunimos.

COMPARTIR

Mientras analizaba algunas notas que tomé, me salta a la vista un problema que todos mencionan pero que nadie acomete, para poder explicarlo necesito exponer primero el proceso de los “startups” que  va más o menos así:

Los emprendedores crean su prototipo, para esto pueden recibir apoyo de una incubadora de empresas o no, con este prototipo y algo de mercado de prueba, buscan “ángeles inversionistas” que invierten en esta fase. Cuando el proyecto avanza y el modelo de negocio se prueba, entonces se necesitan fondos más grandes que se suman en este punto, el de la consolidación de la idea. Aquí es donde el proyecto toma forma y se vuelve “apetecible”, para que los grandes fondos lo compren y cierren el ciclo.

El problema en cuestión es el de la falta de esos “pequeños fondos” que entran antes de los grandes, los que ayudan a consolidar el modelo de negocio y logran que se haga “apetecible”.

En los ecosistemas desarrollados estos fondos se conforman casi siempre, por grupos de “ángeles inversionistas” que se unen por un interés común, muchas veces crean aceleradoras de empresas o hacen alianza con alguna. También son claves pues por su experiencia, manejan una buena relación con los grandes fondos, además conocen muy bien la forma y el estado en que debe estar un proyecto para que sea comprado por estos.

Conozco muy pocos fondos de este tipo en la región, creo que es importante crear espacios para que aparezcan.

Una de las razones que según mi experiencia limitan la aparición de los mismos, es la de la falta de inversionistas preparados para trabajar en este tipo de modelos.

El negocio de los “startup” es una mezcla de volumen, experiencia, contactos y oportunidad. En nuestra experiencia, de cada 10 proyectos en los que se invierte, 7 no funcionan, 2 son buenos y uno es “genial”...el problema radica en que para encontrar este último, se debe invertir en todos los 10.

¿Como promover la creación de estos fondos?

La mayoría de los empresarios que conozco serían incapaces de reconocer que no saben cómo invertir, hay que encontrar la forma de capacitarlos sin que se den cuenta.

Una buena estrategia es la de crear fondos mixtos, donde el estado se involucra para generar confianza, y permitir que los demás vean cómo se hace el ejercicio.

Es importante también que les vaya bien a los “ángeles inversionistas”, si ellos logran cerrar ciclos y generar liquidez, se unirán con otros y crearan estos “pequeños” fondos.

Por último creo que todos los que participamos del ecosistema, debemos hacer un esfuerzo para socializar lo que pasa en cada fase, entre más personas entiendan cómo funciona todo , mas de ellos se animarán a participar, y tendremos finalmente más de todo, emprendedores, ángeles, pequeños y grandes fondos en fin, el famoso ecosistema de innovación y emprendimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 541

PORTADA

La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta

Estos colombianos están liderando sus campos de acción con talento, ideas innovadoras, pensamiento disruptivo y un propósito trascendente. Desde diferentes regiones, aquí están los líderes que se destacan por sus propuestas y ganas de construir un país diferente. Aquí 4 de sus historias.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 541

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.