Opinión

  • | 2019/03/17 00:01

    Los sueños no tienen estrato

    No hay ciudadanos VIP ni ciudadanos de segunda. No hay líderes que inspiren, si no respetan e incluyen.

COMPARTIR

Hay un personaje que seguro muchos conocen que juega a un excelente humor negro con el absurdo clasismo y arribismo colombiano. Juanpis González es la perfecta hipérbole de lo que vemos en Colombia en diferentes espacios cotidianos.

Tener plata no significa ni ser mejor, ni tener más valores ni más capacidad para ser un gran ejecutivo o emprendedor. En un sistema como Colombia donde el acceso a la educación privada es básicamente de bolsillo es prácticamente imposible decir que los mejores profesionales son de una u otra universidad.

En realidad, los que salen de las universidades mejor rankeadas, en su mayoría tuvieron la suerte de tener la plata para la matrícula, pero eso no implica en automático que son los más talentosos. Seguro pudieron tener la opción de aprender con mayor método y mejores profesores, pero no hubo igualdad de acceso con otros estudiantes que no tuvieron la misma suerte de poder adquisitivo.

En Colombia la inequidad es increíble y la distribución de la riqueza peor. Hace mucho tiempo en la lista de prioridades de los líderes del gobierno no están los ciudadanos sino la riqueza personal, los incentivos al propio ego y el culto a los bienes. Y eso obviamente está representado en el diario vivir.

Le puede interesar: Hablando de mujeres y foros

Cuando esto se ve con una lupa de más detalle encontramos que todos podemos tener un prejuicio marcado que nos hace miembros de una sociedad que discrimina por la cantidad de dinero de la cuenta del banco.

¿Cuántas empresas conocen que buscan los estudiantes en práctica o sus ejecutivos de una universidad en particular? Esto ya de hecho antepone un prejuicio donde no incluye a todos por igual. Cuantos se fijan en la apariencia y la pregunta infaltable de dónde vives se remonta al imaginario del entrevistador para ver que tan buen estrato tiene a quien tiene sentado al frente.

Hace un tiempo descubrí una lista de requerimientos para un cargo medio que pedía que el perfil tuviera acento “javeriano” o “uniandino”. No tengo idea que es tener ese acento en realidad, pero la connotación que había detrás me dolió profundamente en el corazón ya que conozco gente de increíbles valores e inteligencia que no tiene este acento porque sencillamente no nació con plata.

Tenemos que volvernos un país desarrollado que no prejuzgue por estereotipos corticos la inteligencia y la capacidad de los demás. De hecho, creo que la gente más inteligente que he conocido no ha tenido millones en su balance financiero personal.

Observemos a nuestro alrededor con un poco de conciencia social y veamos qué es lo que le enseñamos a nuestros hijos cuando lo primero que preguntamos es el colegio donde estudian nuevos amigos o la empresa donde trabajan sus padres.

Le sugerimos: Identifica quién eres y cómo te mueves

No es que esté mal tener plata. No es que esté mal tener buen gusto y gozarse la vida, por supuesto que eso no está mal. Lo que no debe permitirse es que cada uno de nosotros desde donde este sea generador de más brechas y de mayor inequidad.

A la gente hay que tratarla bien sin importar donde vive o la marca del carro. A los profesionales hay que darle las mismas oportunidades si las decisiones se toman a través de procesos de meritocracia. Hay que aprender a respetar la diferencia en lo social porque debemos entender que somos un país diverso, donde la pobreza es inmensa y la riqueza está en manos de pocos.

Juanpis González ha tocado fibras. Me gusta un personaje que a través de una gran sátira logra meterse a criticar un jet set criollo que al final solo termina siendo una caricatura. Ojala todos entiendan que hay muchos mini Juanpis que no debemos dejar que crezcan pensando que la desigualdad es un hecho y que deben mirar diferente a quienes van en un bus y no en un carro. Al final en trancones como los de Bogotá prefiero ir caminando.

No hay ciudadanos VIP ni ciudadanos de segunda. No hay líderes que inspiren si no respetan e incluyen. Gracias Juanpis por sacar lo que nadie había hecho en la falta de conciencia de una sociedad que todo lo vuelve plata y poder. Además, porque definitivamente los sueños no tienen estrato.

Lea también: Ricos en hechos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.