Opinión

  • | 2018/06/30 00:01

    ¡La transformación del mundo es ya!

    Estamos en una era de “aceleración” y tanto los modelos de negocios de las empresas como la forma de comportarse de los individuos deben darse siguiendo estos vertiginosos movimientos.

COMPARTIR

Ya no se trata exclusivamente de cambio sino que es indispensable pensar en redefinir la manera en que hacemos todo. El crecimiento que vivimos en casi todos los aspectos es exponencial y el progreso será establecido siguiendo este patrón, por consiguiente será indispensable entender, asimilar y actuar teniendo en cuenta algunas grandes tendencias que afectan nuestro planeta.

En su libro “Thank you for being late: An optimist´s guide to thriving in the age of accelerations”, Thomas Friedman (2016) se refiere a la “aceleración” del mundo actualmente, tanto que podemos ser más reflexivos acerca de lo que sucede a nuestro alrededor si tan solo hacemos una pausa y no “nos dejamos desbordar por los acontecimientos”.

Es de esta forma que podemos agradecer a alguien que “llegue tarde” a un encuentro o cita puesto que esto nos permite “frenar un poco” y poder establecer una verdadera conexión no únicamente con nosotros mismos sino igualmente con todo lo que nos rodea, incluido el prójimo.

Este autor menciona que “la máquina” (la economía) la impulsan aceleraciones simultáneas provenientes de la tecnología, del mercado y de la “madre naturaleza”. En el primero de los casos, la ley de Moore (aquella que sin ser científica, afirmaba que el número de transistores por unidad de superficie en circuitos integrados se duplicaría cada año con una reducción de costo conmensurable), ha afectado ostensiblemente a la primera; respecto a la segunda, son los innumerables flujos globales comerciales, financieros, de redes sociales y de gente que hacen que el mundo se encuentre interconectado e hiperconectado; y acerca de la tercera alude al concepto del cambio climático, al desarrollo de la población y a la pérdida de la biodiversidad en el planeta, entre otros.

Recomendado: El proceso y los resultados

Teniendo en cuenta los tres “aceleradores” que se interrelacionan entre sí y mueven a toda sociedad, las variaciones que se desprenden de ellos suceden muy vertiginosamente y tanto instituciones como personas ante la incapacidad de adaptarse, tan solo reaccionan.

La idea central alrededor de su planteamiento es que estos elementos son los “engranajes principales” por los cuales la “máquina” es impulsada y ellos se afectan mutuamente: cuanto más incremento de tecnología, más globalización, y esta a su vez engendra más cambio climático, y también cuanta más tecnología, más soluciones potenciales a este último y más retos, y así todos los aspectos de la vida moderna se van transformando.

Pensemos nada más, y de una manera muy sencilla e intuitiva, algunas de las transformaciones que se han dado para estos elementos en los últimos años:

En cuanto a la progresión en lo tecnológico, muy determinante de las demás variables, se ha establecido el año 2007 como un importante punto de inflexión para todos ellos.

  • Surge el iPhone.
  • La capacidad de almacenamiento de los ordenadores se dispara gracias a una organización llamada Hadoop que hace posible el hoy famoso “big data”.
  • GitHub, plataforma de código abierto, amplía considerablemente la capacidad de todo software.
  • En el 2006, Facebook, red social limitada inicialmente a universidades, se desarrolla a nivel global con la inclusión de muchos e ilimitados usuarios con el diligenciamiento de unos simples datos.
  • Twitter, una empresa de “microblogging”, desarrolla su propia plataforma separándose de la “startup” más amplia de la cual hacía parte en un comienzo.
  • Aparece “Change.org”, sitio web de movilización social y de reivindicación de derechos humanos a través de múltiples actividades.
  • Google lanza Android y empieza a competir con iOS de Apple como sistema operativo. El tráfico de datos a través de los móviles o teléfonos celulares sufre un incremento exponencial a partir de ese momento.
  • “Satoshi Nakamoto”, nombre ficticio, comienza a trabajar en una moneda y sistema de pago digital llamada “Bitcoin”.
  • Amazon lanza el dispositivo llamado Kindle para poder descargar libros de manera electrónica modificando los hábitos de los consumidores en cuanto a esta actividad.
  • A finales de 2006, el internet llega a mil millones de usuarios.
  • Se desarrolla “Watson”, el primer ordenador cognitivo que combina aprendizaje automático e inteligencia artificial.
  • Intel introduce por primera vez materiales no basados en el silicio en los microchips dando origen a procesadores más rápidos y energéticamente más eficientes.
  • Se considera este año también como el inicio del aumento exponencial de la energía solar, eólica, biocombustibles, luces led, edificios inteligentes y la electrificación de los vehículos.
  • La industria de la biotecnología migra hacia nuevos esquemas y plataformas de secuenciación aprovechando todas las modificaciones computacionales y de almacenamiento que también se alteraban, esto tuvo alto impacto en la ingeniería genética.
  • Toda la plataforma tecnológica creada a partir de este año no ha hecho otra cosa que hacer “avanzar la historia” y generar toda una serie de capacidades para desarrollar trabajo colaborativo, de conexiones y de creación en los aspectos más variados de la vida de todos los individuos.

Visite: La rotación de vendedores cómo afrontarla

Desde el punto de vista de la globalización, la celeridad de la tecnología, sin ser la anterior una lista exhaustiva de situaciones en este campo, ha hecho que seamos más interdependientes y también más vulnerables a las acciones provenientes de cualquier parte del globo. En cuanto a las mutaciones relacionadas con lo “climático”, se han producido muchos fenómenos que son definitivamente visibles y también impactantes: calentamiento global, deforestación, acidificación de los océanos, extinción en masa de la biodiversidad crecimiento de la población, etc., por no citar sino algunos, para los cuales la ayuda tecnológica es muy apreciable en la provisión de soluciones a los efectos negativos.

El aporte, no solo de Friedman, sino igualmente de muchas otras publicaciones y fuentes fidedignas sobre esta problemática, nos debe hacer reflexionar, y sobre todo actuar, ante estos importantes retos que tenemos todos y cada uno de los seres que habitamos La Tierra. Los cambios que se van produciendo son tan incrementales que no solo debemos movernos, las empresas y las personas, a una mayor velocidad, sino que esta igualmente se va haciendo más rápida por lo que es necesario ser proactivos para no vernos afectados de manera tan radical.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 556

PORTADA

Los mejores CEO de los últimos 25 años de Colombia

Dinero seleccionó a 25 de los presidentes de compañías colombianos más relevantes en los últimos 25 años. Son ejemplo de liderazgo, visión y poder de transformación en las organizaciones.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.