Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/04/09 06:17

    La tecnología contra el dinero sucio en escenarios adversos

    La actual coyuntura relacionada con la pandemia está poniendo a prueba el sistema antilavado de activos y contra la financiación del terrorismo (ALA/CFT) de Colombia y del mundo. Un análisis de Javier Gutiérrez López*.

COMPARTIR

Existe una preocupación generalizada en las autoridades y, especialmente, en los actores del sistema antilavado, frente al posible incremento de delitos como el fraude financiero, la estafa, el contrabando y falsificación de medicamentos, la corrupción, el narcotráfico y los delitos cibernéticos, entre otros, que sumados a la reducción presencial del personal que hace parte de las entidades públicas y privadas que conforman el sistema ALA/CFT, nos ubican en un escenario de relativa incertidumbre. 

Sin embargo, la llegada a Colombia de la covid-19, lejos de restar capacidades al sistema ALA/CFT, ha hecho evidente su robustez y ha reforzado las barreras de contención en contra de los dineros de origen ilícito, el lavado de activos y la financiación del terrorismo, pero esta vez, en escenarios tecnológicos de altísimo nivel. Es ahora cuando estamos evidenciando algo que desde la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) ya sabíamos, pero que en las actuales circunstancias cobra más relevancia: la tecnología es y será la mejor herramienta para detectar los movimientos financieros de las organizaciones criminales. La mejor combinación de esa tecnología y su uso al máximo potencial, convierten al Estado en un contrincante muy fuerte para la criminalidad, el lavado de activos y la financiación del terrorismo. 

En este escenario de aislamiento preventivo por la salud y la vida, el sistema ALA/CFT ha optimizado el uso de sus herramientas tecnológicas para dar continuidad, funcionalidad y efectividad a la misión que cumple al servicio del país. 

Por ejemplo, las entidades de supervisión, los gremios y los sectores reportantes diseñaron y han puesto en marcha estrategias digitales de contingencia para seguir protegiendo la economía nacional de la penetración de dineros de origen ilícito.

La UIAF, por su parte, ha mantenido activa y en constante revisión la plataforma Sistema de Reporte en Línea (SIREL) para la recepción de los Reportes de Operaciones Sospechosas de lavado de activos y financiación del terrorismo. Además, sigue recibiendo información por parte de la ciudadanía a través del canal web Infórmenos sobre lavado de activos, un espacio en el cual la sociedad puede advertir sobre posibles hechos relacionados con el lavado de activos, sus delitos fuente (Código Penal Art. 323) y la financiación del terrorismo (Código Penal Art. 345). 

El análisis financiero de los miles de millones de registros de información que llegan a la UIAF continúa surtiendo el mismo proceso de centralización, depuración, análisis y estructuración de productos de inteligencia, tarea que no sería posible sin herramientas tecnológicas para el análisis financiero, big data y métodos de machine learning para el procesamiento de datos. Este trabajo se realiza de manera paralela al análisis macrosectorial a través del uso de herramientas tecnológicas de compilación y visualización de información macroeconómica y sectorial que resumen de manera rápida y precisa el comportamiento económico de todos los sectores, subsectores, actividades económicas, por regiones, departamentos y municipios del país. Esta información permite generar señales de alerta sobre economías ilícitas, estructuras criminales, lavado de activos y financiación del terrorismo, sobre las que la UIAF y el sistema ALA/CFT actúan de forma contundente.

Con todo esto quiero decir que la fortaleza del sistema ALA/CFT en este momento se basa, más que nunca, en las apuestas tecnológicas y metodológicas para la prevención y detección de los fenómenos asociados al lavado de activos y a la financiación del terrorismo; y en el conocimiento profundo de sus vulnerabilidades, amenazas y riesgos de LAFT.  

No obstante, además de diseñar y poner en marcha estrategias digitales de contingencia, tanto la UIAF como las entidades de supervisión y los gremios han hecho un llamado insistente a los sujetos obligados a reportar para que sigan reforzando y analizando con rigor los sistemas de administración de riesgos con un enfoque basado en riesgo. Para ello, se requiere una vigilancia permanente en todos los sectores y subsectores de la economía, sobre todo en aquellos que, por la coyuntura, se ven más expuestos a la amenaza del lavado de activos.

Las estrategias de contingencia, la anticipación, las capacidades y el compromiso por parte de todos los actores del sistema ALA/CFT demuestran que Colombia cuenta con toda una maquinaria antilavado muy sólida y capaz de seguir generando resultados, aun en escenarios adversos. 

La tarea continúa; no bajar la guardia durante la emergencia sanitaria es fundamental para garantizar la seguridad nacional. Que sea la ocasión para demostrar que el trabajo articulado, colaborativo, y la tecnología son la solución para impactar las estructuras financieras del crimen organizado, afectando su resiliencia y sostenibilidad. 

*Director de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 600

PORTADA

Así ha sido la transformación digital a la colombiana

Cada vez más empresas cambian su forma de hacer negocios para sacarle provecho a la tecnología, pero el país aún sigue rezagado en los preparativos para la cuarta revolución industrial. Conozca algunos casos excepcionales que demuestran que Colombia sí ha evolucionado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.