Opinión

  • | 2019/04/28 00:01

    La paradójica lucha mundial por el talento humano

    Cada vez es un reto más grande para las organizaciones atraer, desarrollar y retener a los elementos humanos con más alto potencial, y con mejor capacidad de adaptación a los impredecibles cambios.

COMPARTIR

Existe una gran paradoja en el mercado laboral mundial. Por un lado, en muchos países la tasa de desempleo es alta y viene aumentando y, por otro, hay más volatilidad en la permanencia de los empleados. Y es que cada vez es un reto más grande para las organizaciones atraer, desarrollar y retener a los elementos humanos con más alto potencial, y con mejor capacidad de adaptación a los impredecibles cambios.  

Esta paradoja tenderá a radicalizarse más a medida que aumente la velocidad y la complejidad de los cambios asociados a la transformación tecnológica.

El Center for the Edge de Deloitte viene realizando una serie de estudios longitudinales para ayudar a la alta dirección empresarial a entender las oportunidades (y retos) asociadas a la relación entre tecnología y negocios. Desde el año 2010, este centro ha tratado de identificar y determinar el compromiso de los empleados y las preocupaciones empresariales en relación con atracción, desarrollo y retención del talento humano, y la respuesta se ha mantenido durante años: la preocupación de la fuga de los empleados con alto potencial. Se ha encontrado que, al adoptar nuevas formas de trabajo enfocadas en obtener y amplificar la pasión de ciertos empleados, las organizaciones consiguen un mejoramiento sostenible en el tiempo del desempeño.  

El Índice Global de Competitividad del Talento (GTCI por sus iniciales en inglés) es un reporte anual que se viene presentando desde el año 2013 para medir la capacidad de los países y las ciudades para competir por talento humano. En la sexta versión (del año 2019) el Índice Global de Competitividad del Talento compara por país a 125 naciones y por ciudad a 114 urbes en relación con la promoción de la actividad emprendedora en la era de la transformación digital. Este Índice es liderado por Felipe Monteiro y Bruno Lanvin de la Escuela de Negocios INSEAD en Fontainebleau, Francia, en cooperación con The Adecco Group y Tata Communications. En palabras de Felipe Monteiro, coordinador académico del reporte “los problemas de talento se han convertido en una preocupación general para las empresas, ciudades y naciones, y la digitalización y la globalización aumentarán la importancia del talento empresarial.”

Le puede interesar: La sostenibilidad de las ventajas competitivas

Lanzado por primera vez en 2013, este Índice reporta anualmente una evaluación comparativa que mide la capacidad de los países y las ciudades para competir por el talento. En la versión del año 2019 del GTCI, Colombia ocupa la posición 65 de los 125 países estudiados, y está en séptimo lugar en los países de América Latina y el Caribe donde lideran Chile, Costa Rica, Uruguay, Trinidad y Tobago, Panamá y Argentina.

El Índice Global de Competitividad del Talento del 2019, encuentra que “un enfoque colaborativo y abierto conduce a un mayor éxito en los gobiernos, la educación y las empresas”.  Suiza, Singapur, Estados Unidos, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Holanda, Reino Unido y Luxemburgo son los países que se encuentran en top 10 del GTCI 2019 y se caracterizan según el reporte por ser naciones que han invertido en crear y fomentar el talento empresarial, son economías abiertas y tiene un fuerte énfasis en la educación.  

Las primeras 10 ciudades son: Washington, Copenhague, Oslo, Viena, Zurich, Boston, Helsinki, Nueva York, París y Seúl.

Una de recomendaciones puntuales que deja el reporte es la importancia de comprometerse con una cultura de flexibilidad. Esto una necesidad para lograr la apertura, el espíritu empresarial, y adaptarse a los rápidos, complejos, inciertos y ambiguos cambios.  Además, es crucial un rediseño de sistemas educativos que desarrollen más allá que las habilidades académicas; que faciliten el aprendizaje permanente de la fuerza laboral, y que establezcan esquemas de protección social que incluyan formación educativa para los ciudadanos. 

Le puede interesar: Ingredientes para un campo fértil

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.