Opinión

  • | 2018/04/23 00:01

    La energía China

    El purificador de aire que ha instalado China en la ciudad de Xian no es solo un experimento para combatir la polución en el país. La potencia asiática se ha propuesto incorporar cambios sustanciales en su matriz energética para mitigar los impactos de la contaminación y probar que se puede ser económicamente competitivo siendo responsable con el medio ambiente.

COMPARTIR

Hace poco más de cuatro años, China fue uno de los países que manifestó con total seguridad su compromiso con el medio ambiente. Escuchar eso de una de las grandes potencias mundiales, rompió con el discurso tradicional de poner por encima el crecimiento económico y despertó la inquietud en países pares, sobre la importancia que representaría a futuro invertir en una guerra contra la contaminación medioambiental.

Como se sabe, el país asiático es una de las naciones más golpeadas por la contaminación, especialmente con su baja calidad del aire. Si bien su potencial industrial le ha llevado a ser unos de los países más desarrollados del mundo, el descuido ambiental que venía ligado a este desarrollo, fue tomado sin precaución alguna y recibió el galardón al país más contaminante del planeta. Así, ya que no lograron prevenir, se empeñaron en hacer todo lo posible para frenar la situación y crear alternativas de mejora.

Le sugerimos: Siga siga Rusia con puestos

Actualmente, los datos reflejan que China ha abatido progresivamente con éxito la contaminación, y lo sigue haciendo. Las ciudades han tenido una reducción promedio del 32% de concentración de partículas finas en el aire en los últimos cuatro años, desde que hizo su gran y sorprendente anuncio.

Cabe resaltar que, tratándose de una potencia mundial, no se atrevería a anunciar un compromiso tan importante, sin tener primero un plan viable que apoyara tal responsabilidad. Meses antes del anuncio que realizó formalmente en la Asamblea Nacional Popular del 2014, el país dispuso un plan nacional de calidad del aire en el que se obligaba a todas las zonas urbanas a reducir en un mínimo del 10%, las concentraciones de partículas finas para combatir la contaminación.

Pekín fue una de las zonas que tuvo mayor grado de intervención y priorización dentro del plan, teniendo que reducir por requerimiento su contaminación en un mínimo de 25%. Para ello, la ciudad inició destinando USD$ 120.000 millones en 2014 para alcanzar su objetivo. Pero la reafirmación de su compromiso se hizo notoria en año pasado, con el anuncio de inversiones por un monto de USD$ 360.000 millones en fuentes de energía limpia, proyectadas hasta el año 2020; una suma que llegó a superar lo que invertirán regiones como la Unión Europea y países como Estados Unidos.

Le puede interesar: La transformación de la industria China con Raúl Ávila

No obstante, el fenómeno medioambiental viene presentándose en todo el país. La matriz energética de China continúa evolucionando, en donde el consumo de energía renovable viene creciendo rápidamente a tal punto de prever que para 2040 su expansión llegue al 9,5% y represente el 31% de consumo renovables a nivel mundial. Así, en la medida en que China le apueste a un modelo de crecimiento más sostenible, la necesidad de energía va a cambiar.

Con esto se espera que, en menos de 10 años, más de la mitad de la capacidad instalada de China sea de emisiones cero, bien sea a través de energía nuclear, biomasa, solar, eólica y/o hidroeléctrica. Y si logra mantener una eficiencia energética con energías limpias, podrá incrementar su uso de energía hasta en cinco puntos porcentuales más que en la actualidad (23%), al tiempo que reduce emisiones nocivas a la atmósfera.

En esto, el gigante asiático tomó el liderazgo en el sector solar, siendo la energía limpia que más crece en el mundo. De los 98 gigavatios que generó en 2017, 53 fueron proporcionados por China. Pero la senda de crecimiento se proyecta exponencial hasta 2022, ya que cuenta con casi el 50% de los paneles solares instalados en todo el mundo.

Asimismo, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha reconocido que las renovables terminarán siendo mucho más baratas que los mismos combustibles fósiles en los próximos cinco años. Pero China ha sabido que el carbón será uno de los primeros que salgan de la matriz energética mundial, por lo que ya ha iniciado el cierre de las 151 plantas de carbón que tenía en funcionamiento continuo.

En paralelo, uno de los proyectos que se pretende tenga un fuerte impacto será la carretera solar Jinan City Expressway, cuyo propósito es generar suficiente energía solar para alimentar la iluminación de la vía y, sobre todo, abastecer a los 800 hogares que están a su alrededor. De esta forma, China también se convertirá en una potencia en materia tecnológica a nivel de infraestructura vial y de energía eléctrica. Sin embargo, cabe resaltar, que este es sólo uno de los tantos proyectos que pretende realizar para darle una verdadera viabilidad a las energías limpias.

Aunque aún se ponga en tela de juicio la verdadera utilidad de las energías renovables, China, como es usual, pretende ser una potencia en la materia antes de que el mundo entero note su verdadera importancia y efectividad. La mayor parte de los países aún no conciben que, a futuro, las mejoras serán más costosas de lo necesario si se implementan por decreto. Sin embargo, y por otra parte, China sigue aumentando sus reservas estratégicas de crudo, y su consumo de carbón aún sigue en aumento; entiende el país que no puede abandonar de un momento a otro el consumo de estos energéticos, pero su revolución energética ya se consolidó y no tiene marcha atrás.

Recomendamos: La filantropía como estrategia empresarial

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 543

PORTADA

Hidroituango: ¡Cuánto nos va a costar!

Este proyecto no solo puede convertirse en la peor tragedia del país. En materia económica están en riesgo más de los $9 billones invertidos hasta ahora. Estas son las cuentas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 543

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.